lunes 23/5/22
VÍDEO: PABLO RIOJA

Es uno de los emblemas del actual Rodríguez Cleba y una de sus máximas goleadoras. Cree firmemente que este año sí puede ser el del ascenso «porque hay plantilla para ello» y su futuro a medio plazo —al menos es su deseo— pasa por León.

—Cumples tu tercer temporada en el Rodríguez Cleba en un año donde ha habido numerosas incorporaciones nuevas. ¿Cómo te estás encontrando?

—La verdad es que estoy muy cómoda, pensé que iba a ser distinto y que perderíamos más partidos por la cantidad de fichajes nuevos que llegaron pero no ha sido así.

—Una de tus virtudes es la velocidad y la capacidad para hacer goles. El año pasado eras junto a Sancha y Viñuela la máxima anotadora del equipo y ahora, a pesar de que casi todas las jugadoras aportan en ataque y tú eres extremo, mantienes una media parecida. ¿Sientes esa presión de tener que liderar al equipo?

—No, yo sigo corriendo como siempre y es verdad que esta temporada hacemos goles todas —cosa que no pasaba el año pasado— y eso está muy bien porque así no recae sobre mí todo el protagonismo. Todas mis compañeras son muy buenas en la faceta ofensiva.

—A Guillermo Algorri ya le tuviste como segundo entrenador el curso pasado. Ahora que es el líder del vestuario, ¿te pide algo diferente cuanto estás en la cancha?

—No, la verdad es que mi juego siempre es el mismo. Sí es cierto que a veces en defensa me exige algo más de intensidad pero nada diferente a lo que venía haciendo otras temporadas.

—Todos los años se habla de que el Cleba aspira al play off de ascenso y que el objetivo debe ser recuperar la máxima categoría del balonmano femenino español. Luego os quedáis a las puertas. ¿Crees que esta temporada sí que puede convertirse en una realidad?

—Creo que este año sí que hay plantilla para subir. Lo pienso de verdad. Podemos mejorar mucho y nos queda toda la segunda vuelta para crecer como equipo.

—¿Te ves entonces jugando en División de Honor con el Cleba?

—Sería el mejor sueño posible.

—¿Y en el futuro, dónde te gustaría llegar como jugadora?

—Pues no lo sé, la verdad. Lo bueno sería ascender con el Cleba y quedarme aquí mucho tiempo. Estoy muy contenta en León. Me gustaría llegar a ser profesional, eso sí.

—¿Ha cambiado mucho el estilo del Cleba con el cambio de entrenador?

—A nivel de piña todo sigue igual. Pero sí es cierto que hay mejor ambiente con el entrenador. Y dentro del vestuario el ambiente siempre ha sido bueno desde que llegué al equipo hace tres años por eso me gusta tanto jugar aquí.

—¿Cómo ha evolucionado tu juego desde que llegaste a León?

—Pues lo primero que cambió fue mi posición porque en realidad jugaba de lateral, no en el extremo. Con Juan (Moreno) mejoré mucho. No sabía lanzar desde el extremo y ahora algo mejor me sale.

—Tu porcentaje de acierto de cara a portería ronda el 85%. ¿Notas esa presión de tener que estar siempre a un nivel sobresaliente?

—Yo cuando fallo me da rabia por mí pero no pienso en lo que dirán los demás. No siento presión. Me enfado conmigo misma, eso sí.

—¿De los fichajes de este año cuál es el que más te ha sorprendido por su calidad?

—En general me han sorprendido todas. Si tengo que decirte alguna no sé, te diría Ithaisa y Amagoia.

—¿Qué hace Ania Ramos más allá del balonmano?

—Me gustan mucho las series. Ahora mismo estoy viendo El Internado.

—El equipo ha llegado un poco más justo a este final de la primera vuelta. La derrota contra el Lanzarote no entraba en los planes...

—Era un partido difícil porque está el viaje, la grada es muy dura, ellas son muy buenas y encima nosotras no tuvimos el día a nivel anotador.

—¿Y el empate en Oviedo lo das por bueno?

—Yo sí, vine muy contenta porque es una pista difícil. Yo creo que en León las podemos ganar.

—¿Notáis el apoyo de la afición?

—Sí, cada vez hay más gente en las gradas y eso se agradece muchísimo.

Vídeo | «Creo que este año sí que hay plantilla para lograr el ascenso»