viernes. 02.12.2022

El Real Madrid afrontaba el partido contra el Atalanta sin una pieza clave y sin recambio en la plantilla: Casemiro. Y apareció Luka Modric. Otra vez. A sus 35 años firmó un partido de vuelta de ‘Champions’ impecable. Asumiendo la responsabilidad en las labores de destrucción y encarrilando la eliminatoria. Robó una infinidad de balones, con especial importancia el que inauguró el marcador aprovechando un error en la salida de Marco Sportiello. Modric, pillo, se adelantó y aguantó el balón hasta el momento exacto para darle el 1-0 a Benzema.

Para cualquier problema, Modric
Comentarios