domingo 13/6/21

La Cultural acaba por los suelos

Cultural 2 Zamora CF 3 El equipo leonés despide la temporada con derrota ante el conjunto ‘hermano’ que se clasifica para el play off y con pitada a los jugadores y a Felipe Llamazares
Íñigo Piña, izquierda, celebra el gol que metió al Zamora en play off a Segunda División, con los jugadores de la Cultural hundidos. MARCIANO PÉREZ

La afición de la Cultural despide a su equipo con bronca, pitada, abucheos y protestas hacia el palco, pidiendo la dimisión de Felipe Llamazares, director general del club. Mientras, el Zamora que ganó por 2-3 se mete en el play off de ascenso a Segunda División.

El equipo culturalista tras adelantarse en el marcador a falta de dos minutos para la conclusión de la primera mitad por medio de Luque y aumentar su ventaja al principio de la segunda parte a través de Éric Montes, no supo aguantar una victoria para despedirse de sus fieles y sufridos seguidores, ya que Coscia, Escudero y en el último minuto Íñigo Piña consiguieron conquistar el Reino de León para hacerse con una victoria y tres puntos que meten al equipo zamorano en el play off de ascenso a Segunda División.

La Cultural despide una temporada para el olvido y la afición culturalista pide cambios a gritos. Exige a Felipe Llamazares que abandone la nave culturalista, que presenció el partido en el palco siempre con el punto de mira de la hinchada leonesa.

Se acabó el enésimo ridículo de la Cultural esta temporada, que pone el punto y final frente al Zamora con una nueva derrota (2-3), que puso al conjunto visitante en fase de ascenso. Quinta derrota consecutiva del conjunto leonés, para sellar el despropósito de una temporada mal gestionada desde el principio. Un partido que no servía para nada a los dirigidos desde el banquillo por Ramón González, un entrenador al que Felipe Llamazares, como máximo exponente del club enviado por Aspire, ha puesto a los pies de los caballos para tratar de desviar el desastre culturalista, aunque a la afición ya no la engaña. Gestos y gritos malsonantes hacia el palco a lo largo del partido para mostrar su descontento hacia los dirigentes de la entidad blanca.

El técnico procedente del filial, Ramón González, debutó en el Reino de León con un once en el que repetía al canterano Marcos González, quien tuvo buenos minutos de nuevo. No salió mal plantada la Cultural en los primeros minutos pero eso sí, prácticamente inofensiva en ataque. Solo un disparo desviado de Álvaro Juan y otra acción de Héctor Hernández sacaron a la grada del tedio hasta que a falta de dos minutos para el final de los primeros 45 minutos acertó Julián Luque a alojar el balón en las mallas de Villanueva con un preciso toque de balón en vaselina por encima del meta visitante. Pese al gesto de perdón del propio Luque, la grada no se ablandó y siguió mostrando su contrariedad a la paupérrima campaña desarrollada, con pitidos hacia los jugadores en el campo y a Llamazares en el palco.

A buenas horas
La cantera entra en el equipo cuando ya no sirve más que para desviar la atención Cinco derrotas seguidas Todas en la fase crucial para tratar de meterse en play off hacen que otro proyecto fracase

Ya en la segunda parte, Éric Montes situó el 2-0 en el marcador con un gran disparo desde fuera del área y el partido pareció sentenciado. Pero nada más lejos de la realidad, a partir de este momento el Zamora fue muy superior y con el paso de los minutos lo demostró. Muy pronto redujo distancias el delantero centro zamorano Coscia. Y poco después empató Escudero. Mazazo para un conjunto leonés que debía al menos ganar para congraciarse con su fiel afición en la despedida. Pero ni eso. Al final, triunfo visitante. Un equipo en descomposición que no encontró el camino para regalar a su hinchada la victoria.

Triste despedida a una temporada que no puede resumirse en un solo partido y que deja en evidencia la mala planificación de la plantilla, la falta de autocrítica de la directiva y la nula capacidad de los dos entrenadores (Cabello e Idiakez) para conducir a la Cultural a su objetivo, que no era otro que el de subir a Segunda División. Ninguna culpa tiene Ramón González en esta empresa, ya que apenas ha tenido tiempo para imponer su estilo. Ha tirado de cantera en estos dos partidos al frente del banquillo, aunque no haya sido el momento más adecuado para dar entrada a los futbolistas de la base, de los que se han servido sus dirigentes para desviar la atención con estos talentos a los que no han respetado nunca. Ni uno solo de ellos con ficha tramitada en el primer equipo.

Lo que queda claro es que la Cultural vendió como un éxito continuar en Segunda División B el año que viene y desde entonces sólo fue cuesta abajo. La Liga Pro (Primera RFEF) significa permanecer en Segunda B.

Cinco derrotas seguidas en la segunda fase demuestran que el equipo está hundido, moral y físicamente. Otro proyecto que fracasa y ahora se verán las consecuencias. Habrá limpia. Hoy comienza la era Ramón González.

La Cultural acaba por los suelos
Comentarios