sábado 19/9/20
Segunda B

La Cultural continúa a vueltas con el entrenador

Ricard Pozo sigue evaluando a los posibles candidatos
Ricardo Pozo, ayer, en rueda de prensa. JESÚS F. SALVADORES
Ricardo Pozo, ayer, en rueda de prensa. JESÚS F. SALVADORES

La Cultural, que hoy celebra el 97 aniversario de creación (situándose a sólo tres años de su centenario) sigue buscando un sustituto para José Manuel Aira para posteriormente comenzar a confeccionar la plantilla que afrontará la vital temporada 2020/2021, cuyo inicio está previsto para el próximo 26 de septiembre, aunque todavía se desconocen los grupos y sus correspondientes subgrupos y el formato de competición, y en la que el equipo leonés está obligado a meterse en la Segunda División Pro como mal menor, porque en caso contrario habrá sufrido un descenso encubierto de categoría al no poder optar en la siguiente a regresar al fútbol profesional español por la creación de una intermedia entre la actual de bronce y la de plata.

Sin embargo, otro problema que se le presenta a la entidad blanca es la salida de los futbolistas con las nóminas más altas que pueden lastrar el futuro del club ante el recorte presupuestario que sufrirá para hacer frente a la próxima campaña.

Urge un entrenador

El tiempo juega en contra de la Cultural ya que la pretemporada está a la vuelta de la esquina

A pesar de ello, la situación puede aliviarse si algunos jugadores deciden su salida para fichar por otros equipos, casos de Dioni, Kawaya o Antonio Martínez que finalmente podrían recalar en el Málaga, Sporting de Gijón o Burgos CF si los clubes de destino hacen efectivo el interés mostrado por hacerse con sus servicios hasta el momento.

Ricard Pozo está apurando los plazos para la contratación del nuevo técnico blanco, pero dada las alturas el tiempo comienza a jugar en su contra ya que la pretemporada está a la vuelta de la esquina si se concreta de forma oficial la fecha del 26 de septiembre prevista por la Real Federación Española de Fútbol para que arranque la primera fase del campeonato regular liguero ante la falta de fechas.

Cuidado al toser

Por otro lado, un jugador que tosa de forma voluntaria hacia un rival o hacia el árbitro durante un partido podrá ser sancionado con una tarjeta roja, decidió ayer la International Board (Ifab), garante de las reglas del juego.

Incluso en el fútbol profesional, donde los jugadores son sometidos a test con regularidad y por ello existe menor riesgo de contagio por Covid-19, la Ifab indicó que el árbitro podrá decidir que eso constituye un gesto peligroso o insultante.

Cambio por el Covid

Un jugador que tosa de forma voluntaria hacia un rival o hacia el árbitro podrá ser expulsado

«Al igual que en todas las violaciones del reglamento, el árbitro deberá juzgar cuál es la naturaleza real de esta violación», explicó la Ifab. «Si es claramente accidental, el árbitro no podrá actuar, al igual que si la tos se produce a una distancia suficiente de cualquier otro jugador», añade.

La Cultural continúa a vueltas con el entrenador