miércoles 28/10/20
Fútbol | Segunda B

La Cultural esconde a Dioni

El equipo leonés prohíbe hacer declaraciones al delantero malagueño durante esta semana en la que decidirá su futuro Otras fichas caras, en el escaparate
FERNANDO OTERO

La Cultural esconde a Dioni Villalba. Pide no preguntar al delantero malagueño sobre su futuro, cuando resta una semana para el cierre del mercado, que concluye el día 5 de octubre. El todavía jugador de la Cultural estudia las ofertas que tiene sobre la mesa. El club culturalista pretende que uno de sus jugadores clave y, a su vez, uno de los más caros de la plantilla con la ficha más elevada, el goleador Dioni Villalba, piense solamente en los intereses de la sociedad futbolistica leonesa, propiedad de Aspire, y aparque las declaraciones durante esta semana, antes de que se confirme su más que probable salida del conjunto que dirige en la parte técnica David Cabello. Eso sí, debe encontrar un equipo que al menos iguale la alta cantidad que recibe y tiene firmada en la Cultural.

No sólo Dioni está en el escaparate. Otros como el guardameta Leandro Montagud, los defensas Aitor Fernández y Samu Araújo y los centrocampistas Vicente Romero (ficha especialmente elevada), Sergio Marcos y Andy Kawaya están en mercado. Sus salidas dependen de las ofertas que lleguen esta semana. De esas operaciones están pendientes otros fichajes más realistas al maltrecho momento económico.

La economía de la Cultural sufre. El coronavirus y el fallado ascenso a Segunda División han dejado muy mermadas las arcas de la entidad, hasta tal punto que ve aproximarse un futuro en el que se resienta su capacidad económica. Su principal problema son las elevadas fichas de algunos futbolistas, que resultan inigualables e inasumibles para otros clubes, y lastran a la entidad en esta época de crisis y de drástica reducción de ingresos. Los sueldos suponen un elevado tanto por ciento de su presupuesto y la nueva coyuntura imposibilita aguantar la presión de las fichas.

En las oficinas ya se están planteando medidas, algunas drásticas. La Cultural sigue teniendo una de las plantillas más caras de la Segunda División B si se ve obligada a cumplir con los contratos firmados. Entre salarios y amortizaciones dedica demasiado dinero, que tiene que aligerar antes de que comience la temporada.

El coronavirus ha frenado en seco sus aspiraciones de ingresos: las estimaciones de la entidad apuntan que podrían dejar de percibir sumas muy importantes procedentes de empresas y firmas que respaldaron al club en el pasado ejercicio. Especialmente afectada ha quedado su gestión comercial. Este enérgico e inesperado bajón implica que las fichas pasen de suponer un lastre preocupante para la sociedad, algo insostenible por mucho que Aspire siga detrás, aunque con menores retribuciones. A los que integran la Junta culturalista no les salen las cuentas. Necesitan aligerar el peso económico del vestuario. Con urgencia.

La Cultural esconde a Dioni
Comentarios