miércoles. 08.02.2023
fútbol. la cultural gasta sin cabeza

La Cultural tira 42.000 euros

Los cuatro jugadores belgas, fichados para ganar dinero con su progresión futbolística, han causado un agujero mayor a las maltrechas arcas del club. Karim, Cyril, Stallone y Kabongo ya son historia.
Los jugadores belgas Stallone, Cyril, Karim y Kabongo duraron muy poco en la Cultural. Sólo Stallone dispuso de minutos.

El despilfarro de dinero en la Cultural continúa. Durante el último año, la entidad leonesa tiró 42.000 euros a la basura, debido a la contratación de cuatro futbolistas belgas que no aportaron nada en lo deportivo. La sociedad los fichó para ganar dinero con una progresión futbolística que nunca existió. Pese a militar en Tercera División, el club leonés no se conforma con plantillas compuestas por jugadores de la casa. Sería lo más lógico si se tiene en cuenta la precaria situación económica por la que atraviesa y con la necesidad de cumplir un convenio de acreedores muy rígido.

Cuando la Cultural descendió a Tercera División por los impagos a la plantilla en el mes de junio de 2011, se vendió un proyecto basado en la cantera. Pero no, el club leonés volvió a caer en los males de siempre. Enseguida apareció un representante que responde al nombre de Michel Zicos, que comenzó a ilusionar con dinero fácil al presidente Javier Baena, que, a su vez, convenció a los que ponen el dinero para fichar a futbolistas belgas con nulo futuro.

Karim Ben Liou, Stallone, Cyril y Kabongo aterrizaron en León con el compromiso de su representante de ser futbolistas cotizados en un corto espacio de tiempo. El mismo que tardó el entrenador Luis Cembranos en no contar con sus servicios ni para completar las convocatorias, con la excepción de Stallone. Los cuatro futbolistas ya son historia en la Cultural, con un gasto excesivo para una economía tan endeble como la de del club leonés.

Stallone costó 19.500 euros en sus 15 meses de estancia en León, en los que su indisciplina rozó el esperpento. Tiró la camiseta de la Cultural a la basura tras ser sustituido en un partido y retrasó 20 días su llegada a los entrenamientos después de las vacaciones de Navidad.

Karim se llevó 7.200 euros en seis meses, Kambongo 4.800 en medio año y Cyril 2.400 en cuatro meses por jugar escasos minutos y en el caso de Kabongo ni ir convocado. Además el club pagó a la Seguridad Social 7.700 euros por los cuatro.

La Cultural tira 42.000 euros
Comentarios