martes 12.11.2019
CURLING

De Paz reina entre la élite

Eduardo sube a lo más alto del podio en el Nacional y se asegura junto al Txurri Berri la presencia en el Europeo Su madre Beatriz Cureses es plata en categoría femenina
De Paz reina entre la élite

MIGUEl ÁNGEL TRANCA | LeÓN

El curling leonés vistió de oro y plata su presencia en el Campeonato de España. Lo hizo de la mano de Eduardo de Paz y Beatriz Cureses. Hijo y madre subieron al podio en Jaca en una competición en la que ambos se erigieron en protagonistas y decisivos en el éxito de sus equipos, el Txurri Berri en categoría masculina y el Madrid B52 en la femenina. Eduardo de Paz padre no pudo completar la faena a pesar de su gran nivel con un León Curling que a pesar de luchar hasta el final se vio abocado al descenso a la segunda categoría de este deporte con su noveno puesto en la competición.

En el caso de Edu de Paz, el más joven de una familia de campeones ponía la guinda a una temporada sobresaliente levantando el trofeo de campeón de España por equipos junto a sus compañeros de Txurri Berri-Cafés Aitona, Sergio Vez, Mikel Unanue y Antonio de Mollinedo en un Nacional en el que el leonés fue determinante con su actuación tanto en la fase regular de grupos como en las eliminatorias.

A pesar de ser el más joven del equipo Eduardo demostraba su calidad en los momentos clave de los encuentros para completar el pleno del Txurri Berri-Cafés Aitona en la primera ronda en la que el leonés disfrutó de nueve victorias en otros tantos encuentros con las que De Paz y sus compañeros allanaron el camino hacia el título, objetivo que el equipo en el que milita el leonés se había fijado como prioridad y que ya había saboreado hace dos años. Eso sí, en el caso de Eduardo de Paz iba a ser el primero.

Tras superar como invicto la ronda de grupos, el siguiente reto para Eduardo y el resto de integrantes del Txurri Berri eran las semifinales en la que su adversario iba a ser el equipo local del Jaca. Un enemigo exigente que al final tuvo que rendirse a la evidencia del club en el que el leonés ha ganado muchos enteros y también protagonismo con el paso de los partidos. El 10-5 lo decía todo.

La medalla de plata estaba asegurada pero De Paz y el resto de integrantes del Txurri Berri no se conformaban con ello. Todo lo contrario. Después de una competición brillante en la que habían sumado diez victorias estaba uno más para completar un campeonato perfecto. Eso sí, delante se iban a encontrar al SVC Iparpolo que se deshacía del Madrid B52 por 9-5. A priori se esperaba un envite más competido pero la superioridad del Txurri Berri de De Paz fue tan elocuente que con un 7-3 sellaba su éxito y de pasado el billete para el Europeo C de Andorra donde España representada por el nuevo campeón nacional buscará recuperar un sitio en la categoría B.

BEATRIZ, DE PLATA

Pero el Campeonato de España en Jaca no iba a deparar sólo esa alegría para el curling leonés. Beatriz Cureses, madre de Eduardo, repetía un año después presencia en el podio como una de las referentes del Madrid B52. Con Alicia Munté, Paula Tamayo y Pilar Jarné, Beatriz Cureses lideraba una actuación destacada del club de la capital de España que en la primera fase y tras disputar ocho encuentros lograba subir al tercer peldaño de la clasificación y con ello uno de los cuatro billetes para las semifinales. En ellas el rival que les tocaba en suerte era el Harrikada Bat al que lograban doblegar por un amplio 11-4. El pase a la final estaba hecho. Y enfrente el gran favorito Txurri Berri que había eliminado al SVC Iparpolo por un ajustado 7-6. En la final A pesar del buen hacer de Beatriz su oponente demostró ser más efectivo y con ello se apuntaba la victoria y el campeonato mientras que Cureses con el Madrid B52 se colgaba una merecida medalla de plata.

El Nacional también contó con la presencia del León Curling capitaneado por Eduardo de Paz padre y con Benjamín Rodríguez, Virgilio Riesco, Diego Gutiérrez y Antonio Hernández como compañeros. A pesar de su destacada actuación el club leonés finalizaba en la novena posición y con ello no evitaba el descenso a la Segunda División.

De Paz reina entre la élite