sábado 21/5/22

Ronald Koeman rompió ayer su silencio tras la salida del Barça el pasado mes de octubre y lo hizo para lanzar dardos al equipo culé. «Cuando me fui, el Barcelona estaba a ocho puntos. Ahora está casi al doble», afirmó el neerlandés en la presentación de la Koeman Cup by Fundación Sportium. El futuro seleccionador de los Países Bajos sacó pecho de su etapa en la Ciudad Condal, pero pidió al mismo tiempo respaldo para Xavi Hernández. «Yo no tuve apoyo por parte del club, espero que él sí lo tenga», reconoció.

Seis meses han pasado desde que Ronald Koeman se despidiera del banquillo del Barcelona, tiempo suficiente para que el neerlandés haya visto con perspectiva la evolución que ha vivido un equipo que ha cambiado de entrenador y que ha realizado varios fichajes. «Seguramente ha mejorado en unas cosas, ha fichado tres delanteros. Cuando me fui, el Barcelona estuvo a ocho puntos y ahora casi al doble. No es bueno comparar y no hace falta mentir, si pierdes los últimos partidos en casa es por algo. Esta es la realidad hoy en día del Barcelona», aseguró.

Koeman aparece en escena en el momento más delicado del Barcelona desde la llegada de Xavi Hernández. Los culés han dinamitado todas las opciones de dar caza al Real Madrid en la Liga, han caído en la Europa League y han sumado dos pinchazos ligueros en casa frente a Cádiz y Rayo. Pese a ello, considera que el entrenador de Tarrasa es el idóneo para reflotar a su exequipo. «Eso quiere decir que cambiar un entrenador no siempre es algo que te garantiza mejorar. No quiero hacer ninguna crítica, lo único que pido es apoyar a Xavi. Es la situación porque un entrenador no es el único culpable. No he tenido el apoyo máximo de un presidente y espero que haya aprendido de esto y le apoye a él. Es una leyenda, muy buen entrenador y poco culpable de que el Barcelona esté en esta situación», añadió.

La etapa de Koeman en Barcelona duró apenas quince meses, un lapso suficiente para verse inmerso en un club convertido en una montaña rusa. Desde la crisis económica a la deportiva, pasando por los problemas en la junta directiva.

El neerlandés lo vivió todo, pero se lo toma con humor. «Puedo escribir un libro, nos pasaron muchas cosas».

«Dejé al Barça a ocho puntos del líder»
Comentarios