sábado 28/5/22

Desde un punto de vista táctico es muy difícil analizar el partido sin partir de la acumulación de errores y el desorden táctico de ambos. Obviamente desde el punto de vista del espectador ver un partido con ocho goles puede inducir al disfrute, pero en el fútbol sin orden y sin tener una idea definida y trabajada de cómo responder defensiva y ofensivamente ante dificultades, los equipos que carecen de esto último se diluyen como azucarillos.

La Cultural de nuevo planteó una estructura similar a partidos anteriores 1-4-1-4-1, pero otro día más se queda en eso en una semi-organización o continente que carece de contenido. El equipo no tiene definido ni a que alturas presionar ni cuando, todo va transcurriendo con cierta anarquía y como decíamos antes esta improvisación ante equipos que tienen tanta capacidad de juego asociativo y transiciones como es el filial celtiña, es sinónimo de sometimiento en el juego.

El conjunto vigués comenzó haciendo salida de balón propia con tres jugadores haciendo Carbonell en zona de centrales la superioridad. Ante esto la Cultural no tuvo recursos ni respuesta y empezó a estar muy hundido en campo propio. A ello se sumaba que la última línea estaba adelantada sin estar los poseedores presionados, cosa que el Celta B aprovechó y no dejó de encontrar rupturas con pases cómodos a zona de finalización, como por ejemplo el primer gol de Javi Castro en desdoblamiento ofensivo, o el quinto de Miguel Rodríguez. Como suele pasar en estas situaciones en la que todo lo negativo se suma en cadena. El error individual de Sotres fue una muestra más de las sensaciones tan irregulares en el juego que transmite el equipo desde hace tiempo. El tercer gol antes del descanso de Fabri también deja a las claras la desorganización y escasa preparación ante acciones de riesgo como lo fue en este caso la acción previa de transición ofensiva por parte local.

En cuanto a lo poco positivo extraíble, la verdad que no se puede decir que haya mala actitud o dejadez, para muestra de ejemplo Obolskii que trabajó todo el partido independientemente de cómo fuera el resultado, además anotó un gol de remate ante centro lateral y forzó el penalti previo al gol de Solís.

Demasiados errores
Comentarios