lunes. 30.01.2023
La Sociedad Deportiva Ponferradina está tratando de encontrar una solución fiable ante los problemas que suelen causar las bajas temperaturas en el césped de su estadio. Por fortuna, la capital berciana no suele registrar problemas por causa de las heladas, pero cuando el termómetro desciende más de lo habitual, las secuelas hacen mella en un sector del campo que ya se resintió también la pasada temporada en el partido contra el Deportivo Alavés B. El caso es que ayer se probó con un cañón de aire caliente para deshelar la zona del fondo sur, que fue la que impidió la celebración del partido contra la Unión Popular de Langreo. No parece que el sistema resulte eficaz, porque cuando pasa un cierto tiempo la zona sobre la que se ha trabajado vuelve a helarse, si es que persisten las bajas temperaturas, como sucedió ayer, al quedar casi todo el campo afectado por el hielo. Hay sistemas más eficaces, pero también mucho más caros. El más efectivo consistiría en colocar un sistema de calefacción bajo el césped, al menos en esa zona conflictiva por ser la más sombría de la instalación. Sería cuestión de hacer un estudio del importe que acarrearía colocar varios tuvos por los que circule aire caliente para evitar que se congele la zona afectada. Lo más aconsejable sería sustituir la cubierta del fondo sur por otra translúcida que permitiera el paso de los rayos del sol. Si hubiera existido el pasado domingo, probablemente el encuentro frente a la Unión Popular de Langreo se habría disputado sin problemas.

La Deportiva busca soluciones a las heladas en El Toralín
Comentarios