domingo 22/5/22
                      La derrota en Almería supone la séptima jornada sin lograr un triunfo. DL
La derrota en Almería supone la séptima jornada sin lograr un triunfo. DL

Hasta finales de enero y principios de febrero la Deportiva ni había perdido en toda la Liga dos partidos seguidos. Ahora ya lleva tres derrotas consecutivas, algo que no sucedía desde el primer tercio de la pasada temporada. En las jornadas 8, 9 y 10 cayó 2-1 ante el Real Sporting, 2-0 frente al Espanyol y 0-3 contra el Sabadell. En la jornada 11 también perdió, aunque por medio se disputó el aplazado en Alcorcón que acabó con triunfo 0-1.

Aún hay tiempo de reacción, pero las sensaciones del equipo en los últimos partidos no son las mejores. Son ya algo más de cuatro meses en los que sólo se ha totalizado un triunfo en casa y las opciones deportivistas van a pasar por sacar lo de casa: Lugo, FC Cartagena, Burgos CF y Leganés.

La Deportiva había llegado a estar seis jornadas (que no semanas) sin ganar al comienzo del otoño: derrota en el Gran Canaria, empates frente a Real Valladolid, Real Sociedad B, Fuenlabrada y Real Zaragoza y nueva derrota contra el Real Oviedo, la primera en casa. Ahora, a cuatro empates seguidos le han sucedido tres derrotas consecutivas y la sensación de que cuando el equipo pierde a sus primeros espadas, baja mucho sus prestaciones.

Defensivamente el conjunto berciano estuvo demasiado tierno en el estadio Juegos Mediterráneos. Y al hablar del aspecto defensivo, se refiere del papel de todo el equipo en esa faceta, pero especialmente blanda estuvo la propia zaga, en la que sólo se dejó notar José María Amo, quizá de lo poco destacado en el último partido. El sevillano hablaba ayer de esa falta de contundencia tras el entrenamiento posterior al viaje: «No fuimos contundentes ni precisos en ningún área. Perdimos más por errores propios que por aciertos de un rival que, sin duda, es poderoso, aunque el resultado fue excesivo. Yo no veo al grupo desenchufado desde que conseguimos la permanencia. La plantilla tiene ganas y sigue creyendo en todo y en las malas rachas, como la que ahora atraviesa el equipo, es donde se demuestra la verdadera fortaleza. Estamos dolidos por los últimos resultados y este fin de semana es fundamental para nosotros para intentar conseguir una victoria que nos permita creer con más fundamento y mirar hacia arriba, porque la clasificación está tremendamente igualada».

La Deportiva, en la peor racha de la temporada
Comentarios