lunes 09.12.2019
Fútbol | Segunda División

La Deportiva tutea, pero no remata

El equipo berciano hizo un buen partido ante uno de los favoritos, pero lo dejó con vida y al final estuvo a punto de quedarse sin nada
Buenacasa debutó con la camiseta blanquiazul. L. DE LA MATA
Buenacasa debutó con la camiseta blanquiazul. L. DE LA MATA

La Deportiva sigue sumando (1-1) y sigue dando la cara ante cualquiera que se le ponga delante, bien sea uno de los favoritos o uno de los conjuntos del fondo de la tabla clasificatoria. Y también sigue dando la impresión de que se deja puntos por el camino, porque aun siendo un encuentro distinto del de Santander, el conjunto berciano pudo ganar bien el duelo y la igualada final a un tanto dejó cierto regusto amargo en el personal y en el propio equipo.


Bolo presentó a tres delanteros en el equipo inicial y aunque la planilla de posicionamientos de la LFP antes del duelo colocaba a los futbolistas blanquiazules en una disposición 4-3-3, lo cierto es que el conjunto berciano jugó con un 4-4-2 con Kaxe tirado a la banda izquierda y Asier Benito con Yuri en la punta. Trigueros fue el esperado recambio del ausente Yac y el cuadro de Bolo se mostró valiente, atrevido y sin ganar, realizó posiblemente uno de los mejores partidos de la temporada. El papel de los mediocentros fue destacadísimos tanto en la construcción como en el robo de balones. Yuri estuvo muy vigilado e incluso no acertó a rematar en boca de gol un cuero que Asier Benito acabaría mandando al palo en el primer tiempo.

 

En el conjunto de Josep Lluís Martí la ausencia de Stuani fue cubierta por Marc Gual, que acabaría siendo decisivo para su equipo.

 

La primera parte fue de bastante igualdad, si bien con el paso de los minutos la Deportiva se fue imponiendo e incluso gozando de las ocasiones más claras. El rival, con una gran calidad en sus filas, daba miedo cuando se acercaba por los dominios de caro, pero creó poco peligro y las situaciones de llegadas más o menos claras acabaron en fuera de juego. Sólo un tiro de Samu Saiz, el jugador más activo del Girona FC, necesitó de una respuesta de Caro.

 

La Ponferradina cortó las vías de llegada del rival. Yuri, Isi, Sielva y Russo gozaron de ocasiones no muy claras hasta que llegó la más importante del primer tiempo cuando ya se había rebasado la media hora. Córner que saca en corto la Deportiva, balón colgado a la frontal del área grande, Son la pone de cabeza en el segundo palo, allí Kaxe prolonga al otro palo y en boca de gol falla incomprensiblemente Yuri (no llegó a contactar con la pelota), teniendo una segunda opción el equipo con el remate de Asier Benito, que se estrella en el poste y se va fuera.

 

El segundo tiempo comenzaba vibrante con un remate alto de Isi y otro cabezazo de Marc Gual a bocajarro que atrapara el portero deportivista.

 

En el minuto 49 llegaba el 1-0. A Alcalá se le amontonaba el trabajo en el área a la hora de despejar un balón, lo dejaba muerto para que Asier Benito se lo robase y cruzase ante Juan Carlos para inaugurar el marcador.

 

El encuentro se ponía cuesta abajo para una Deportiva que pasaba a tener el balón o a recuperarlo muy rápido y a no dejar llegar a su rival a las inmediaciones de Caro, igual que en la segunda parte del día del Málaga CF.

 

Isi tuvo el segundo tras un pase de Kaxe y jugada de Yuri. Y cuando el choque parecía más controlado por parte del conjunto blanquiazul, llegó el jarro de agua fría. El Girona FC consiguió superar a los dos mediocentros en un avance de Samu Saiz, nadie hizo falta, metió el balón para Marc Gual y éste buscó sitio y puso el cuero de tiro cruzado lejos del alcance del portero deportivista.

 

Bolo retiró a Yuri y dio entrada a Nacho Gil, pasando Kaxe a la punta. Y poco después Asier Benito se retiraba lesionado y Buenacasa debutaba, ocupando la misma demarcación que el vasco.

 

El empuje blanquiazul fue remitiendo poco a poco. Quizá el cansancio, quizá el gol del rival cuando mejor estaba la Deportiva, hizo mella en el conjunto de Bolo. Tras un remate de tijera frontal a cargo de Isi que se le fue alto, la Deportiva llegó poco cerca de las inmediaciones del área de Juan Carlos. Y un Girona FC muy rápido y vertical buscaba aprovechar un hueco o un fallo berciano para sentenciar la contienda.

 

En el minuto 84 el colegiado anulaba un gol por fuera de juego a la escuadra visitante. Visto en la pantalla, dejaba alguna duda por ser muy justo, pero el VAR consideraba que el rematador, Ramalho, estaba ligeramente adelantado, por lo que el tanto no subía al electrónico.

 

Sergio Buenacasa y Nacho Gil aún lo intentaron al final, pero el marcador ya no se volvería a mover.

 

En los últimos instantes la Deportiva lo intentó e incluso dispuso en el 93 de una falta para colgar al área, pero el colegiado pitó el final y no dejó sacarla. Y aquí es donde vuelve a primera plana del debate las prolongaciones de los partidos. Si en el Mundial del 2018 se vio cómo se prolongaba más o menos lo que se perdía en los duelos, eso parece que se ha olvidado y se vuelve a la prolongación estándar. En la segunda parte hubo seis cambios, dos lesiones con las pertinentes atenciones y una consulta al VAR. Sólo con eso se debieran haber superado los seis minutos de alargue. Bolo se lo reprochó al equipo arbitral cuando se acabó el choque y sus pupilos no pudieron botar la última falta sobre el área rojiblanca.

 

La próxima cita será el sábado a las ocho de la tarde en El Alcoraz ante otro recién descendido de primera División como la SD Huesca. El equipo azulgrana viene de perder la segunda posición de la clasificación tras caer 3-2 ante el CF Fuenlabrada.

 

Ninguno de los jugadores de la Deportiva que estaban apercibidos vieron amarilla en la mañana de ayer, por lo que estarán disponibles para el duelo de Huesca. Eso sí, Óscar Sielva, que llevaba con tres desde inicios de octubre, vio la cuarta y se convierte en el quinto futbolista blanquiazul que se coloca a una cartulina de la suspensión.

La Deportiva tutea, pero no remata
Comentarios