viernes 20/5/22

La Deportiva vuelve a estar ahí. El equipo de Bolo se apuntó por primera vez en esta Liga cuatro triunfos consecutivos y aprovechó el empate previo del Real Oviedo para situarse a un punto de éste, también a uno del Girona FC y a tres del Tenerife, aunque el cuadro catalán y el chicharrero se tienen que enfrentar mañana en el duelo de esta jornada 39. Eso sí, el golaverage está perdido con todo ellos. 3-1 ganó la Ponferradina un partido que estaba siendo tan plácido que el exceso de confianza llevó a que el rival se metiese en el mismo y que pudiese empatar en la acción más clara de la noche.

Bolo sólo introdujo una novedad con respecto al once inicial que puso la semana pasada ante el FC Cartagena: Copete entró en el puesto de Amo. Edu Espiau y Sergi Enrich volvieron a componer la delantera, con lo que Yuri comenzó el partido en el banquillo. Los descartes en la cuarta jornada con todo el plantel a su disposición fueron Lucho García y Puyol. Por su parte, además de no tener a Elguezábal, Calero perdió antes del duelo a Rubio por culpa de una gastroenteritis. Aitor Córdoba y Zabaco fueron los reemplazantes elegidos por el técnico en el centro de la defensa. También fueron titulares otros dos ex blanquiazules; Pablo Valcarce y Andy, pero no Caro. Y Claudio Medina actuó en punta.

El primer período fue de claro color blanquiazul ante un rival con dificultades en defensa y sin apenas peligro en ataque. Sólo un remate del ponferradino Pablo Valcarce cambiado de banda en el minuto 28 lo atrapó. Ése fue todo el potencial ofensivo, aunque dos malas salidas de Amir y un empujón de Copete a Claudio medina que no vio el colegiado ni el VAR fueron acciones que también se desarrollaron en el área berciana. Pero la Deportiva jugó con bastante comodidad, dominando, llegando por bandas y también por dentro con rápidas combinaciones frente a un rival que es uno en El Plantío y otro muy distinto fuera de él. Y ni jugando con cinco defensas pudo contener las acometidas de Paris Adot y Ríos Reina por los costados.

En el minuto 18 avisó la Deportiva en un córner ensayado que un defensa cortó in extremis cuando Ojeda fusilaba. Y en el rechace del siguiente córner el cuero volvió a Ríos Reina, que puso un caramelo de centro para Copete que prolongó el astigitano de cabeza para que Naranjo se desquitase de lo que le sucedió personalmente en El Plantío en noviembre y estrenase la cuenta goleadora del partido. Una cuenta que pudo ampliarse a la media hora en un contragolpe, pero Ojeda se topó con el poste. Luego vino la acción del penalti pedido por el cuadro burgalés y en el minuto 40 el 2-0. Falta frontal a unos 27 metros de la línea de meta, golpea Ríos Reina y como en el duelo de hace tres años y medio ante el mismo equipo, el del día del debut de Bolo en el banquillo deportivista, marcaba el segundo tanto de la formación local.

En el segundo período el conjunto burgalés tuvo algo más el balón, pero tampoco supo muy bien qué hacer con él. Y la Deportiva lo intentó con un remate forzado de Enrich que salvó Herrero. Y Ojeda tras una pared con Edu Espiau cruzó de más. El equipo de Bolo siguió atacando y llegando por banda. Hubo dos pases de la muerte en el primer cuarto de hora que no encontraron rematador y también varios centros laterales.

Calero introdujo tres cambios y cambió el sistema, pasando a un 4-4-2. Pablo Valcarce remató de cabeza desviado y otro centrado que atrapó el portero iraní sin problemas. Siguió perdonando la Deportiva en llegadas claras, como una de Enrich y Naranjo, que ninguno remató con todo a favor para hacerlo. Estos dos futbolistas fueron retirados por Bolo para dar entrada a Yuri y Copete. Pero tan relajado estaba el equipo, que el equipo burgalés se metió en el partido. A Paris Adot le robó la cartera en línea de fondo Pablo Valcarce, que la puso atrás, no la sujetó Amir, tocó Juanma y la empujó Guillermo.

El Burgos CF se echó arriba y pudo empatar en una falta lateral por medio de Saúl Berjón que tocó Juanma y no pudo empujar en boca de gol Guillermo. Era el minuto 78 y en el 82 llegó la acción del partido. Amir, que no había estado muy afortunado, hacía una parada espectacular, una volada alucinante a remate a bocajarro de cabeza de Juanma. El iraní salvaba la igualada y sólo dos minutos después sentenciaba un Saverio que en el último minuto se lesionaba y tenía que ser retirado en camilla, quedando su equipo con diez al estar ya hechos los cinco cambios. También antes se había lesionado Ojeda.

La próxima cita para el conjunto blanquiazul será el sábado desde las 18.15 horas ante el Real Valladolid en el Estadio José Zorrilla. El conjunto pucelano se juega hoy gran parte de la temporada en Eibar. Tras el triunfo de ayer de la UD Almería, si no vence hoy en Ipurúa, se quedará a cinco o siete puntos de la segunda plaza. Si vence, aún estará con dos de desventaja.

La Deportiva ya vuelve a estar ahí