jueves. 11.08.2022

La derrota del sábado ante el Deportivo en Villalba (1-0) puso fin a una racha de nueve victorias consecutivas, que no perdía un partido desde el pasado 26 de mayo, cuando cayó por 2-1 ante el Cornellà en la ida de la primera eliminatoria de la fase de ascenso que acabaría con los bercianos en Segunda División.

Desde entonces, el equipo de Jon Pérez Bolo contaba sus partidos por victorias, ya que venció en los cinco encuentros restantes del playoff ante el Cornellà (2-0 en El Toralín), Cartagena (1-2 y 1-0) y frente al Hércules en la eliminatoria definitiva (1-3 en el Rico Pérez y 1-0 en Ponferrada). A eso hay que sumar los cuatro partidos de esta pretemporada frente al Naraya (1-5), UD Ourense (1-3), Real Oviedo (0-1) y Racing de Ferrol (1-2).

La inercia positiva de los blanquiazules se remonta incluso más atrás, ya que desde la derrota en Las Palmas del 10 de marzo en la jornada 28 de la pasada temporada sólo el citado Cornellà había sido capaz de derrotar a la Deportiva, que firmó una serie de 16 victorias, tres empates y sólo una derrota hasta caer el sábado en Villalba.

La continuidad de un buen número de jugadores de la pasada campaña ha contribuido a que la pretemporada del equipo berciano haya sido más sencilla en cuanto a la adaptación de jugadores, ya que los nuevos fichajes se encuentran con un equipo rodado y con las ideas claras en cuanto a lo que quiere su entrenador sobre el terreno de juego.

Tras la jornada de descanso de ayer, el equipo volverá hoy a los entrenamientos con una sesión de trabajo en el Anexo de El Toralín y con parte de la atención centrada en el estado de Luis Valcarce y Buena casa. El primero sufrió un percance en el entrenamiento del miércoles que le dejó fuera de los partidos ante el Racing de Ferrol y el Deportivo, mientras que el delantero se tuvo que retirar del campo el sábado después de jugar apenas 12 minutos y está pendiente de conocerse el alcance de su lesión.

El Deportivo impidió la décima
Comentarios