viernes 20/5/22
                      Los dos equipos se mostraron ambiciosos en el derbi pero el gol no llegó. L. DE LA MATA
Los dos equipos se mostraron ambiciosos en el derbi pero el gol no llegó. L. DE LA MATA

El derbi del Manzanal que se jugó en Bembibre, con una tarde soleada y apetecible, entre dos equipos con caras conocidas en ambos lados, como son el Atlético Bembibre y el Atlético Astorga, se saldó con un partido de alta intensidad y con la incertidumbre del resultado hasta el final (0-0). No dejó indiferente a nadie y ya desde el pitido inicial, la presión alta de los de Chuchi Jorqués, ponía en aprietos a la zaga rojiblanca. Las ocasiones iban y venían de un lado a otro del campo, y si en diez minutos el conjunto maragato tuvo en botas de Amor una inmejorable ocasión tras cabecear Abad hacia su posición y que perdonó; posteriormente la ocasión más clara de la primera parte la tuvo el Atlético Bembibre por mediación de Del Castillo, que con un duro cabezazo, hizo que Sergio se luciese y evitase el primero de la tarde, todo esto cuando transcurrían 37 minutos de encuentro. Al descanso se llegó con un merecido empate a todo, en resultado, en ocasiones y en presión sobre la salida de balón, ya que ambos equipos hicieron un derroche físico impresionante para no dejar que el juego fluyera con normalidad, observándose por ese motivo, un encuentro farragoso y poco combinativo, con muchas imprecisiones a la hora de tomar decisiones con la posesión del esférico.

Tras el paso por vestuarios y con algunos cambios sobre el terreno de juego, el rojiblanco Jorge en el minuto 67, quiso probar fortuna desde la frontal del área de Sergio, saliendo su tiro lamiendo la cruceta de la portería. Era el primer disparo diáfano a puerta en la segunda mitad. La iniciativa en la segunda parte era local, esperando a jugar a la contra un Atlético Astorga, que esperaba agazapado para lanzar por velocidad a sus puntas. En los diez últimos minutos, Ivanildo protagonizó tres paradas ante las acometidas maragatas, que se desquitó del dominio de los de Miñambres, teniendo Amor otra vez, una clara ocasión de gol. Los cambios en el Atlético Bembibre, les mermó de iniciativa, pasando a dominar el equipo del Manzanal, disponiendo de mejores y más claros disparos sobre la meta bembibrense, que por Ivanildo, no llegaron a materializarse. Al final, justo reparto de puntos en un derbi algo soso, pero muy intenso, guardando ambos equipos la portería y esperando fallos del contrario para intentar romper la equidad en el marcador, que no varió desde el inicio del duelo.

Al derbi sólo le faltaron los goles
Comentarios