sábado. 03.12.2022
Gula de goles (26) | Eduardo Aguirre

Desde el banquillo

También desde el banquillo se meten goles. Reina lo hizo. Durante los entrenamientos, le dijo a Casillas que el jugador paraguayo Cardozo le había metido, dos meses atrás, sendos goles de penalti, en un mismo partido, «y los dos por la izquierda». Llegado el momento, recordó aquellas palabras, como un telegrama remitido desde el corazón de su amigo. El trallazo llegó desde ese lado y allí estaba para detenerlo. ¿Quién necesita inventarse una leyenda cuando la realidad es más bella? Como en un poema de Borges sobre el eterno retorno, fue necesario que algo negativo ocurriese para que tiempo después un destino feliz se cumpliera en otro lugar. Esta parada de Iker, que tiene su origen en dos que no lo fueron, ha pasado ya a formar parte de la mitología del fútbol y, lo que es más importante, de la amistad.

En el banquillo se celebran las jugadas con júbilo y tacos. Sus hombres forman parte esencial de esa tabla redonda de la camaradería. «El penalti lo paramos todos», puntualizó Casillas. Resulta obvio que también se paró desde el banquillo. Nunca desoigas el consejo de un buen amigo sobre goles, amor o canciones, pues un día puede ayudarte a ganar un partido, de fútbol o de los otros.

Se dice de los españoles que trabajamos mal en equipo. Algo de eso hay.Quizá nos falte la disciplina metódica del alemán y la estricta puntualidad británica, pero nos salva nuestro don para la amistad, que convertimos en una original forma de eficacia. Desde luego, en logros deportivos, España no conoce la crisis. Por ello, todos nos sentimos amigos de Torres y su gol atascado en las botas. Solidarios, deseamos que marque hoy un tanto de justicia poética. Ese gran gol de la amistad, que usted y yo celebráramos desde el banquillo, en equipo, con júbilo y tacos. ¡A por Alemania!

Desde el banquillo
Comentarios