domingo 18/4/21
Raid

Día aciago para Alonso en el Dakar

El asturiano rompe la suspensión de su Toyota en el kilómetro 160 y se deja dos horas y media con los favoritos Calleja remonta hasta el puesto 36 de una general en la que Carlos Sainz ya es segundo
El leonés Jesús Calleja remonta el vuelo en el Dakar. DL

Jesús Calleja vivió una jornada en positivo en el Dakar. Lo hacía para remontar el vuelo y situarse junto a su copiloto Jaume Aregall en el puesto 36 de la general tras una etapa entre Al Wajh y Neom en la que lograba cruzar la línea de meta en el puesto 27. Además del leonés la cara tenía a otro protagonista, en este caso a Carlos Sainz que se sitúa segundo a 4:43 del líder Terranova.

En contraposición, la nota negativa tenía como protagonista a Fernando Alonso que tras el undécimo puesto del domingo ayer veía como un incidente que daba con su Toyota en una roca perdía comba con los mejores. Y nada menos que dos horas y media en la general de coches.

El campeón de Fórmula 1 arrancó su rueda delantera izquierda al pasar por una zanja en una zona donde el polvo tapaba toda visión, según describió al llegar al campamento, en un momento donde precisamente Alonso rodaba a muy buen ritmo, casi parejo con los pilotos de los grandes equipos.

En motos Joan Barreda y Laia Sanz se fueron al suelo, siendo la peor parada la segunda

En el momento del accidente marchaba detrás del holandés Erik Van Loon, en una parte donde se levantaban grandes nubes de polvo cada vez que pasaba un automóvil. Hasta dos horas y media perdieron Alonso y su copiloto Marc Coma para reparar la estructura de la rueda rota. Lo hicieron ellos mismos para acortar tiempo y no tener que esperar hasta el camión de asistencia.

A pesar del esfuerzo de ambos, en un episodio muy parecido al sufrido en el Rally de Marruecos en octubre, el Toyota Hilux de Alonso quedó descolgado de la cabeza de la clasificación, con opciones muy remotas de llegar al podio, pero el ovetense no se rinde y quiere completar todo el rally. «Se trata de una experiencia más. Hay que vivir el Dakar con todos los extras, y esto es una parte más de la carrera. En general las sensaciones de hoy son buenas. Estoy contento de seguir aquí porque el objetivo es acabar el Dakar y vivir toda la experiencia de principio a fin», comentó Alonso.

El aventurero leonés remonta con su Toyota Hilux siete posiciones, de la 43 a la 36

La etapa se la llevó en coches De Villiers (Toyota), que fue el que menos percances sufrió en una jornada marcada por el gran polvo y los numerosos pinchazos que también se dieron el día anterior. La sorpresa la protagonizó Terranova, que fue segundo en la etapa y se situó líder de la general, con casi 5 minutos de ventaja sobre Carlos Sainz (Mini), que volvió a tener una buena etapa, pero no perfecta, pues él y su copiloto Lucas Cruz tuvieron varios errores de navegación en los diez kilómetros finales. El enorme polvo que había en algunos puntos de la etapa también pasó factura en motos a los españoles Joan Barreda y Laia Sanz, quienes padecieron caídas. La peor parte se la llevó la catalana, que salió catapultada al impactar con una pierna y se le rompieron los instrumentos de navegación de la moto, lo que dificultó su llegada a la meta del día. La jornada dejó la clasificación más apretada en la general. El británico Sam Sunderland (KTM) se puso líder, pero con un margen mínimo sobre el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) y el argentino Kevin Benavides (Honda).

Día aciago para Alonso en el Dakar
Comentarios