domingo 20/6/21
Juan Díez Guisasola, presidente de la Cultural cuando se inauguró el Reino hace 20 años

«El día del estreno del estadio no lo olvidaré mientras viva, fue espectacular»

Juan Díez Guisasola levanta la Copa de campeón de Segunda B con un equipo plagado de leoneses. NORBERTO

Juan Díez Guisasola, presidente de la Cultural en la temporada en la que se inauguró el estadio por entonces denominado Nuevo Antonio Amilivia (desde el 5 de septiembre de 2008 Estadio Municipal Reino de León), estaba «convencido de que íbamos a ascender. La derrota en casa contra el Toledo nos privó subir a Segunda División con 12 puntos al final de la fase de ascenso», recuerda. Juan Díez Guisasola fue el último presidente que tuvo la Cultural como club deportivo antes de su conversión en sociedad anónima deportiva. Fue allá por el mes de junio de 2001 cuando dejó el equipo en manos de Profutle, que se encargó de formalizar la conversión en SAD del club leonés.

—¿Qué recuerda del estreno del nuevo estadio de fútbol hace 20 años?

—Fue un día inolvidable. Ganamos al Jerez con un gol de Ibán Espadas casi al final del partido. Recuerdo a la afición, que casi llenaba el nuevo campo, como loca de alegría. Es de esos días que no olvidaré mientras viva.. Fue espectacular. Y una semana después el equipo jugó y ganó por 0-4 en Toledo, con desplazamiento masivo de nuestra afición. Estaba convencido de que íbamos a ascender, pero la derrota en casa ante el Toledo con el gol que nos metió Santi Carpintero nos privó de subir a Segunda División.

—Un estadio nuevo con el fin de construir un gran proyecto para la Cultural y para León, ¿no?

—La directiva que yo presidía había logrado los objetivos que nos habíamos marcado cuando empezamos. Este era un proyecto del por entonces alcalde Mario Amilivia, basado en transformar la Cultural en sociedad anónima deportiva y construir este nuevo campo. Por el medio, levantar el campo del Área Deportiva de Puente Castro, que estuviera destinado a todo el fútbol base de León una vez estrenado el estadio nuevo. La pena fue no haber culminado nuestra gestión con el ascenso a Segunda División en el año de la inauguración del nuevo estadio, tras haber finalizado con 12 puntos esa liguilla de ascenso, unos números que de aquella normalmente llevaban a Segunda División.

—¿Qué recuerda de ese equipo de la Cultural que a punto estuvo de subir a Segunda División?

—León estaba orgulloso de su equipo, con una columna vertebral de futbolistas de León y varios de ellos formados en el fútbol base leonés. Teníamos un futbol de cantera de primer nivel, con un juvenil en la máxima categoría y el filial en Tercera División. Todo perfectamente coordinado por Roberto Canuria y dirigido por Juan Carlos Saurina y Juan Gila. Saurina era en aquel momento una persona insustituible en el club, porque su capacidad de trabajo fue descomunal en el apartado deportivo, igual que Javier Cepedano en la faceta económica y Fernando Salguero en todo lo relativo a las relaciones con las instituciones. Gente que se volcó con la Cultural, al igual que José Manuel Rodríguez, Godofredo Luengo y Alejandro San Martín. Un grupo de amigos y casi familia, que con el trabajo de todos, entrenadores, delegados y personal del club, a punto estuvimos de poner la guinda a nuestra gestión con el ascenso a Segunda División, después de haber conseguido todos los objetivos marcados. Fue una época muy bonita.

—¿Cómo ve a la Cultural desde la lejanía?

—Resido en Fuerteventura por motivos de salud, pero siempre tengo muy presente a la Cultural. Es una pena que continúe en Segunda B. A mi me gustaría que estuviera en Primera División. Es necesario hacer una base y darla años y confianza. En otros equipos ha dado frutos, ¿por qué no va a dar en la Cultural? Cambiar todos los años de plantilla no es la mejor fórmula.

«El día del estreno del estadio no lo olvidaré mientras viva, fue espectacular»
Comentarios