viernes. 02.12.2022
Milagro
Milagro

Era el 20 de diciembre de 1990. La Deportiva estaba en la cuarta eliminatoria de la Copa del Rey, igualando su techo, techo que no ha llegado a superar a día de hoy. Aunque en la competición liguera las cosas no iban demasiado bien, en la Copa del Rey se había generado mucha ilusión. El equipo blanquiazul había levantado un 2-0 ante el Zamora en la primera ronda con un 3-0 en Fuentesnuevas. En al segunda, con la Arandina CF como rival, 2-3 en El Montecillo y 8-0 en Ponferrada. Lo de la tercera ronda ya eran palabras mayores: la UE Figueres de Segunda División (la Deportiva disputaba su cuarta temporada en Segunda División B). En la capital berciana, 0-0. En la vuelta, cuando nadie lo esperaba, 0-1 con tanto de Sirvent. Los de Jorge D’Alessandro, que al final de esa temporada perdieron el ascenso a Primera División en los penaltis de la promoción, se veían sorprendidos por la escuadra de Jesús Tartilán.

En la siguiente eliminatoria, el Real Zaragoza de Primera División. El conjunto de Ildo Maneiro, que tenía en sus filas a futbolistas como Chilavert, Miguel Pardeza, Belsúe, Aguado, ‘Paquete’ Higuera o Manolo Peña, se libró al final de esa campaña del descenso en la promoción contra el Real Murcia. En el duelo de ida de la Copa, que fue en Fuentesnuevas, un abarrotado estadio vio el triunfo maño por 1-2, pero un gran encuentro de los locales. En la vuelta Glaría hacía el 1-0 y Peña ponía la rúbrica con un segundo gol en el 85. Parecía todo decidido, pero Santamarina de penalti en el 86 y O’Donnell en el 90 pusieron el desasosiego en el equipo local, que estuvo a punto de caer eliminado, aunque al cuadro berciano le acabó faltando tiempo.

El día que la SDP puso a un Primera contra las cuerdas
Comentarios