jueves 27/1/22

Los abonados de la Ponferradina podrán acceder de nuevo al estadio El Toralín para ver un encuentro de su equipo, en este caso amistoso ante el Oviedo el próximo sábado 7 de agosto -19.00 horas-, diecisiete meses después de la última ocasión en la que pudieron presenciar un partido de LaLiga SmartBank ante el Sporting (1-0).

Aquel encuentro, disputado el 29 de febrero de 2020, fue el último, en este caso de carácter oficial, en el que se permitió el acceso de aficionados a las gradas, poco antes de la pandemia de la covid-19 y desde entonces han transcurrido 524 días.

La única excepción se produjo en los partidos de fase de ascenso a Tercera División RFEF disputados al finalizar la pasada campaña el filial ponferradino en junio, ante el Briviesca y el Ribert de Salamanca, que acabó logrando el ascenso.

La cita ante el equipo ovetense, que servirá de presentación del equipo ante sus aficionados, ya que el primer encuentro de preparación frente al Lugo (0-1) se disputó en el anexo sin acceso de público, tan solo se podrá presenciar por los abonados de la Deportiva, en estos momentos por encima de los 3.500.

La entidad berciana ha solicitado la "colaboración y comprensión" a los aficionados para cumplir con las correspondientes medidas de seguridad sanitaria.

De esta manera, en los accesos a El Toralín, el transcurso del partido y la salida de las instalaciones será obligatorio utilizar en todo momento mascarilla y además estará prohibido fumar en el interior del recinto deportivo.

Igualmente, se solicita "colaboración a los aficionados para mantener durante el partido la distancia de seguridad en el caso de personas no convivientes, haciendo primar este criterio sobre la ocupación de la localidad correspondiente al carné".

Únicamente podrán acceder al partido los abonados de la Ponferradina con el carné de la nueva campaña 21/22, sin ponerse entradas a la venta. 

Diecisiete meses después los abonados podrán volver a ver a la Deportiva
Comentarios