martes 24/5/22

El serbio Novak Djokovic se clasificó ayer para las semifinales del Mutua Madrid Open con poco esfuerzo, apoyado en un servicio eficaz que le bastó, junto con una rotura en cada set, para derrotar al polaco Hubert Hurkacz, por 6-3 y 6-4. Hoy le espera Carlos Alcaraz (16.00 horas) por un puesto en la final.

Tras saltarse su partido de octavos de final gracias a la retirada de Andy Murray, el número uno mundial regresó a la faena con la intención de no complicarse la vida. Su partido de cuartos fue casi tan plácido como su jornada de descanso. No había ganado nunca Hurkacz a Djokovic en sus tres enfrentamientos previos. El polaco, que irrumpió en la élite con su victoria en Miami en 2021 y las semifinales en Wimbledon ese mismo año, tampoco estuvo cerca de hacerlo en Madrid, incapaz de encontrar la manera de poner en apuros a su rival.

El serbio salió a la pista sólido como una roca. Impecable con su saque, tardó un parpadeo en ponerse 3-0.

Tras la rotura, Hurkacz también se asentó con su servicio y no volvió a ceder un punto de ‘break’, pero tampoco lo tuvo -no lo tendría en todo el partido- contra el saque de Djokovic, que se mostró muy seguro y no necesitó arriesgar para hacerse con el set.

El polaco, duodécimo favorito en Madrid, que venía de ser también cuartofinalista en Mónaco, mostró al empezar la segunda manga sus planes de ser más agresivo. Alargó los juegos, obligó a Djokovic a correr y a pensar y le dejó clavado con dejadas inalcanzables. El de Belgrado aceptó el envite y se cargó de paciencia: aguantó los intercambios que le propuso Hurkacz, a la espera de sus errores, que llegaron para volver a conceder a Djokovic una rotura, 3-2. Solo en el octavo juego, en la que anticipaba que sería una de sus últimas ocasiones de recuperar el saque perdido, el jugador polaco tuteó a Djokovic pero no pudo con él.

Djokovic derrota por la vía rápida a Hubert Hurkacz y ya espera a Carlos Alcaraz
Comentarios