martes 18/1/22

Djokovic juega en los juzgados

El serbio apela la retirada de su visado para participar en el Abierto de Australia
                      Djokovic ha utilizado todo tipo de argumentos para jugar en Australia. FEDELE
Djokovic ha utilizado todo tipo de argumentos para jugar en Australia. FEDELE

El cuento de nunca acabar y la historia interminable son simples anécdotas comparados con la odisea de Novak Djokovic por intentar disputar el Abierto de Australia. El Gobierno australiano le retiró este viernes el visado por segunda vez, pero la apelación inmediata del serbio implica la celebración de un nuevo juicio el domingo en el que, de una vez por todas, se dirimirá si Djokovic tiene derecho a permanecer en Australia o si será deportado y castigado con tres años sin entrar en el país.

Después de que el ministro de inmigración australiano, Alex Hawke, ejerciera su derecho personal para cancelar el visado de Djokovic, el caso, lejos de cerrarse, dio este viernes un nuevo giro. Unos minutos después de conocerse la decisión de Hawke, que esgrimió la defensa de la salud pública para expulsar a Djokovic, el serbio apeló con la intención de ganar tiempo. Esto le permitió no tener que abandonar Australia en el siguiente vuelo a Europa y tener derecho a una vista previa que se alargó hasta la medianoche del viernes en Melbourne. Los abogados de Djokovic y el Gobierno australiano prácticamente sacaron de la cama al juez Anthony Kelly, que falló a favor del serbio el lunes.

Lo primero que lograron los abogados del tenista de Belgrado es retrasar la deportación, al mismo tiempo que reclamaron que esta se basa en un intento del Gobierno de castigar el «sentimiento antivacunas» de su defendido, algo que consideran «completamente irracional». Es la primera vez que la defensa de Djokovic ha utilizado este argumento, pese a que el jugador nunca se ha declarado como tal, aunque sí se opuso al uso de la vacuna obligatoria en el circuito. Su estado de vacunación era un misterio hasta que necesitó la exención médica para poder entrar al país oceánico a principios de año.

La respuesta de las autoridades fue que la decisión se sustenta en preservar la salud pública en un país que prácticamente ha obligado a toda su población a vacunarse y que ha sido uno de los más restrictivos durante la pandemia. El juez Anthony Kelly, visiblemente cansado de un proceso que no para de alargarse y que da vueltas sobre sí mismo, decidió que Djokovic sea detenido este sábado, a las 08:00 hora de Melbourne. El número uno del mundo será trasladado a un lugar que no será revelado, donde estará aislado.

Djokovic juega en los juzgados
Comentarios