jueves 6/5/21
Balonmano

Doble reto para el Ademar

Logroño y Nava, piedras de toque para que los de Cadenas pongan punto y final a su irregularidad en la Liga Asobal
Manolo Cadenas en un entrenamiento del Ademar. JESÚS F. SALVADORES

El Abanca Ademar afronta una nueva semana con doble presencia competitiva. Con la tercera plaza de la clasificación en la Liga Asobal casi descartada y seis envites por delante, los de Manolo Cadenas tienen ante sí el recuperar sensaciones y la senda positiva tras ceder en el último compromiso liguero frente al Huesca en el Palacio, precisamente el equipo que ocupa ese tercer peldaño en la clasificación.

Logroño mañana lejos del Palacio y el sábado el BM Nava en la pista leonesa ejercerán como piedras de toque para un Abanca Ademar que tratará de salir airoso y con ello alcanzar dos victorias seguidas, algo que los leoneses no han conseguido desde el pasado 10 de marzo cuando lograban superar al Puerto Sagunto tras hacer lo propio tres días antes con el Dicsa El Cisne.

Asegurada la presencia en Europa para la próxima temporada tras su buen hacer en la Copa del Rey los de Cadenas tratarán de cerrar la Liga de la mejor manera posible. Esa ambición y carácter competitivo va precisamente con el ADN de su entrenador, Manolo Cadenas. Y también con un club que es consciente de que a pesar de sus limitaciones económicas sitúa su mirada en metas siempre positivas.

Precisamente la reválida más cercana para los leoneses que transitan en la séptima posición de la tabla con 34 puntos es el Logroño, que en la quinta y con un partido menos, cuanta con 38. La empresa en tierras riojanas este miércoles (19.00 horas) no va a resultar fácil aunque tampoco imposible. Los dos puntos en juego servirían además al Abanca Ademar para intentar apostarse en escalones más elevados de la clasificación.

Apenas tres días más tarde, y ya en feudo propio, tocará medir fuerzas frente al BM Nava, un adversario que con 20 puntos tiene como principal argumento el sellar cuanto antes su permanencia en la máxima categoría del balonmano masculino nacional.

Doble reto para el Ademar
Comentarios