jueves. 07.07.2022

El Atlético de Madrid inició la defensa del título con una convincente victoria en Balaídos ante el Celta (1-2), un triunfo resuelto con un doblete de Correa, que pudo neutralizar Iago Aspas en la recta final pero falló, a puerta vacía, después de regatear a Oblak.

El partido abrió con pocas oportunidades, un dominio alterno con presión intensa que, con el paso de los minutos, fue desequilibrándose para otorgarle más protagonismo al equipo de Simeone. El Atlético rompió la armonía mediada la primera mitad, cuando Mario Hermoso recuperó un balón en el centro del campo, Lemar avanzó metros burlando a varios jugadores celestes y Correa marcó un golazo desde fuera del área, un cañonazo imparable para el debutante Dituro.

Con la ventaja en el marcador, el equipo de Simeone controló el ritmo. En un saque de esquina, rozó el segundo gol con un cabezazo de Mario Hermoso que sacó Aspas en la línea de portería. Minutos después, el peligro llegó con avisos de Giménez y Carrasco.

La polémica marcó el inicio de la segunda mitad. Galán sacó una falta lateral, Oblak cometió un grave error al no despejar el balón y el remate de Aspas tocó un brazo de Llorente, tras rebotarle en el techo. El Celta reclamó penalti. El árbitro dudó, pero lo señaló cuando revisó las imágenes del VAR. Aspas marcó el empate. La reacción del campeón de Liga fue rápida, favorecida por los claros desajustes defensivos del Celta.

Un doblete de Ángel Correa salva al Atlético en Balaídos
Comentarios