jueves 19/5/22
Fútbol | Eurocopa

Un duelo entre dos favoritos

Bélgica e Italia se disputan el pase a la semifinal en un partido lleno de dudas

Hazard, De Bruyne y Chiellini, posibles bajas significativas en ambas escuadras

belgica

Tanto Bélgica como Italia acabaron su camino en la Eurocopa de 2016 en los cuartos de final, respectivamente ante Gales y Alemania, e intentarán derrumbar el muro de esta ronda este año en Múnich, en una cita (21.00 horas, Telecinco) en la que la presencia o ausencia de Kevin De Bruyne y Eden Hazard puede revolucionar los equilibrios. La selección de Bélgica, tercera en el Mundial de Rusia 2018, no sabe si podrá contar con sus dos grandes referencias en la creación del juego ofensivo. Ambos llegaron tocados al torneo y se retiraron lesionados en la batalla contra Portugal en octavos del lunes.

El seleccionador de los Diablos Rojos, el español Roberto Martínez, dijo tras un primer análisis médico que no tienen nada grave, pero que eran duda contra Italia y les dio «un cincuenta por ciento» de posibilidades de recuperarse a tiempo para el viernes, aunque parece difícil que estén en el once titular. Cabe esperar que Yannick Carrasco, extremo del Atlético de Madrid, entre en la izquierda por Hazard y que Dries Mertens, el mayor goleador de la historia del Nápoles, salga por la derecha en vez de De Bruyne.

Seguridad bajo palos

Courtois y Donnarumma están entre los mejores porteros de la presente edición de la Eurocopa

Más allá de esos cambios forzados si los artistas belgas no se recuperan a tiempo, no se esperan modificaciones en el once de un equipo que compitió en bloque contra los lusos. Martínez repetiría con una línea de tres veteranos zagueros, Vertonghen, Vermaelen, Alderweireld, y con un centro del campo trabajador, con Thorghan Hazard, Witsel, Tielemans y Meunier. Y como nueve, Bélgica alineará sin duda a Romelu Lukaku, al que conocen bien en Italia porque se ha proclamado campeón con el Ínter de Milán y ha sido elegido mejor jugador de la temporada.

cuadro

En frente, Bélgica tendrá una Italia que vive un gran momento de forma y en la que Roberto Mancini puede contar con sus 26 jugadores a disposición. Giorgio Chiellini, el capitán «azzurro», trabajó junto al resto de sus compañeros en los últimos días tras perderse dos partidos por una lesión muscular en un muslo. Recuperarle y alinearle al lado de Leonardo Bonucci supondría una inyección de confianza para Italia en el intento de contener el ímpetu de Lukaku, que solo marcó un gol, desde el punto de penalti, en los dos enfrentamientos con Chiellini de este año en la Serie A, entre Juventus e Inter de Milán. De no recuperarse a tiempo, Francesco Acerbi repitiría en el once al lado de Bonucci, con Di Lorenzo y Spinazzola en los carriles.

La otra duda de Mancini tiene que ver con el extremo izquierdo, en el que Berardi y Chiesa, autor del gol del 1-0 en la prórroga contra Austria, se juegan la plaza, al lado de Ciro Immobile y Lorenzo Insigne. En el centro del campo deberían jugar Barella y Verratti al lado del intocable «Jorginho».

Un duelo entre dos favoritos
Comentarios