sábado 19/9/20
Fútbol | Liga de Campeones

Duelo entre los dos únicos campeones

El gran reto del Barcelona es eliminar al Bayern sin ser favorito El equipo alemán intimida con su racha de 27 partidos invicto y un Lewandowski inspirado
Messi volverá a ser esta noche el centro de atención de la eliminatoria estrella de cuartos. EFE
Messi volverá a ser esta noche el centro de atención de la eliminatoria estrella de cuartos. EFE

El Barça afronta esta noche (21.00 horas/Movistar Liga de Campeones) por primera vez unos cuartos de final de la Liga de Campeones sin ser favorito. Desde que cayó en octavos de la temporada 2006-07 ante el Liverpool, encadena trece presencias en la antepenúltima ronda de la competición europea y siempre ha sido el rival a batir. Su apurada realidad deportiva actual, sin embargo, le coloca en los prolegómenos de esta edición exprés de Lisboa claramente por debajo de un Bayern que genera más expectativas, con una racha incontestable de 27 partidos consecutivos sin perder: 26 victorias y un empate en todas las competiciones desde diciembre de 2019. Ha ganado la Bundesliga y la Copa alemana y quiere repetir el triplete de la temporada 2012-13 con Jupp Heynckes al frente.

Es una situación tan poco habitual para el equipo azulgrana que ni siquiera tiene la presión del pasado sábado ante el Nápoles en el Camp Nou. Caer en octavos si se hubiera considerado un fracaso absoluto en un curso sin títulos. Ahora la campaña puede acabar en blanco igualmente, pero un adiós digno ya puede ser suficiente para no hacer un enorme drama final. El resultado importa, evidentemente, pero la imagen también, incluso para el futuro inmediato de Quique Setién como entrenador.

No hay fe en el Barça ni en el entorno azulgrana, quizás porque es un equipo que históricamente no engaña: lo que se ve es lo que es. Lo de ‘lobo con piel de cordero’ suele ser positivo para otros. Cuando ha ganado la Copa de Europa (1992, 2006, 2009, 2011 y 2015) lo ha hecho conquistando antes la Liga e intimidando durante meses a sus rivales. Y luego está el factor Messi. Ante el Nápoles demostró que tiene ilusión y ambición en esta Liga de Campeones. El ‘10’ puede hacer cambiar de rumbo cualquier partido con sus genialidades y sus goles, aunque necesitará también la inspiración de sus compañeros. En Liverpool, por ejemplo, dejó solos a Luis Suárez, Alba y Coutinho con tres pases sensacionales, pero ninguno supo marcar ese gol que necesitaba el Barça para disputar la última final.

Quique Setién sólo dejó en Barcelona al lesionado Umtiti y al ‘rebelde’ Arthur, quien ya ha firmado por la Juventus para la próxima temporada, empujado por el club.

dl14p33g1

Duelo entre los dos únicos campeones