martes 07.04.2020
Balonamno | Liga Asobal

El Ademar se atasca ante el Huesca

Abanca Ademar 26 Bada Huesca 26. Los errores en ataque le cuestan un punto en un partido en el que la baja de David Fernández por lesión pasó factura a los de Cadenas
El central brasileño Acacio Marqués anotó cuatro goles para el Abanca Ademar frente al Bada Huesca recuperando, tras su larga lesión, la eficacia en ataque. En la imagen defendido por Adriá Pérez. JESÚS F. SALVADORES
El central brasileño Acacio Marqués anotó cuatro goles para el Abanca Ademar frente al Bada Huesca recuperando, tras su larga lesión, la eficacia en ataque. En la imagen defendido por Adriá Pérez. JESÚS F. SALVADORES

Un empate y gracias. Ese fue el bagaje del Abanca Ademar frente al Bada Huesca (26-26) en un partido en el que a los de Cadenas se le atragantó la defensa visitante pagando también los errores en ataque que a punto estuvieron de costarle un disgusto mucho mayor. A falta de poco más de cuatro minutos el 22-24 en contra encendía las alarmas en los leoneses. También con el 24-25 a poco más de un minuto y balón para los oscenses. Ahí aparecía nuevamente la figura del cancerbero Slavic y la mano de Merchán para dar aire. El justo para que a pesar del nuevo gol del Huesca el tanto a falta de un suspiro de Juanjo Fernández rescatara un punto que dado como se había puesto el panorama no es un premio menor. Eso sí, la previsible victoria que le habría apuntalado en la segunda posición se quedaba en el aire. Y con ello la posibilidad de despegar un poco más en la tabla al Logroño y el Bidasoa en la lucha por la Champions.

En un partido que parecía iba a resultar al menos plácido a pesar de que el Bada Huesca había demostrado en sus últimas visitas al Palacio que puede darle mucha guerra al Abanca Ademar, las ausencias de David Fernández y Mosic en ataque se convirtieron en una losa. Desde el primer minuto a los de Cadenas les costaba hilvanar jugadas certeras ante el marco de Gómez Lite. Bien en defensa y en las transiciones, cuando se merodeaba el área rival esa consistencia habitual de los de Cadenas especialmente en su feudo se diluía. Golpe a golpe en versión de gol, el partido transitaba sin un dominador claro. Y lo que iba a ser más preocupante, con apenas movimientos. En apenas diez minutos el 3-3 lo decía todo.

DL16P26F4-21-07-51-0
Los jugadores lucieron una camiseta solidarizándose con la marcha por el futuro de León. JESÚS F. SALVADORES

Tampoco iban a mejorar mucho las cosas en los siguientes minutos. Atascado en ataque a pesar de contar con numerosas ocasiones, el Abanca Ademar llegaba a los cinco minutos previos al descanso con una renta exigua (9-8). Y es que tras ir varias veces abajo su mayor colchón, si se puede decir así, fue de dos goles con el 6-4 , el 7-5 y el 8-6, anotado precisamente por Acacio que tras tantos meses lesionado parece estar recuperando su olfato ante la portería rival (ayer anotaba cuatro dianas). Al intermedio, empate a 11 con un gol postrero de os oscenses que dejaba todo abierto para la segunda parte. Y alguna que otra duda en los locales.

Eso sí, los aficionados esperaban que tras el paso por vestuarios apareciera la mejor versión del Abanca Ademar. O al menos una más poderosa para intentar dinamitar la resistencia de un Bada Huesca que llegaba al Palacio de Deportes como vicecolista pero que frente a los leoneses demostró que puede dar más de un susto, en especial tras la llegada de Tioumentsev.

Pero la noche no estaba para ello. Y como ocurriera en los primeros 30 minutos eran los visitantes lo que primero acertaban con la portería. Camas ponía por delante a los oscenses con el 11-12. Y menos mal que Slavic en una acción anterior había hecho acto de presencia con una parada como otras tantas acertadas que tuvo a lo largo del pulso.

Feuchmann, sin duda alguna el jugador más acertado de los ademaristas en el encuentro (anotó siete goles) volvía a situar las tablas. Y de ahí nuevamente a un intercambio de aciertos y errores entre ambos contendientes para consumir otros diez minutos sin nada decidido. Aunque la eficacia había mejorado algo no lo suficiente por parte de los locales que veían como el Bada Huesca aguantaba sus embestidas con el 16-16.

El tiempo empezaba a provocar cierta precipitación en el Abanca Ademar. Y eso que los visitantes tampoco se estaban mostrando como un equipo con muchos recursos. Eso sí, los pocos que tenían, entre ellos su defensa y la intensidad, les bastaban para seguir tuteando a uno de los gallos de la Liga Asobal.

Y es que incluso la renta, cuando era a su favor, no superaba el gol. En la primera parte la máxima llegó a los dos pero en esta segunda y tras el 18-17 que convertía Acacio, se pasaba a las tablas y a ir a remolque de un gol. Hasta que a falta de poco más de cuatro minutos el 22-24 daba un serio aviso. Tiempo quedaba para intentar enjugar la situación. No mucho pero sí el suficiente dado el potencial del Abanca Ademar.

Pero una cosa es la teoría y otra la práctica y el Huesca, al que los leoneses no fueron capaces de rematar cuando lo tuvieron en su mano, se había crecido a lo largo del encuentro. A Poco más de un minuto y con 24-25 Slavic volvía a ejercer de salvador atajando un lanzamiento que iba directo a gol. Y Merchán lograba la igualada.

El partido se ponía intenso y emocionante. Más con el 25-26 que anotaban los aragoneses a falta de 38 segundos. Y ahí llegaba el tiempo muerto de Cadenas para propiciar una jugada que al menos curase una herida que sangraba. El gol de Fleuchmann servía de apósito. Al menos para sumar un punto (26-26). Y gracias.

El Ademar se atasca ante el Huesca
Comentarios