domingo. 29.01.2023

El cebo natural

Aunque esta modalidad se practica cada vez menos, a principio de temporada será el arte más eficaz.

Aunque esta modalidad se practica cada vez menos no cabe duda de que, a principio de temporada y tal como bajan los ríos será el arte más eficaz. La normativa prohíbe el uso como cebo de peces vivos o muertos, huevas o cualquier tipo de larvas que no pertenezcan a la fauna local.

Los señuelos artificiales constituyen la forma más habitual de practicar la pesca. La cucharilla, que va perdiendo adeptos, puede dar buenas capturas, pues el estado de los ríos es el mas adecuado para este arte. A principio de temporada es conveniente trabajarla muy bien, próxima al fondo, y despacio, pues la trucha no la tomará si ha de realizar un esfuerzo al desplazarse.

Además con el anzuelo sin muerte suelen soltarse con bastante facilidad. Curiosamente se hace poco daño al soltar la trucha, pues nunca traga el señuelo y apenas se manipula al pez. La mosca ahogada suele ser más efectiva pero el inconveniente es que, en esta época, las eclosiones son cortas y los periodos de actividad, caso de cebarse, también lo son. Será preciso estar muy atento y aprovechar la media hora que puede durar la eclosión, aunque antes y después también pueden picar.

Lo mismo sucede con la mosca seca, pero el pescador de «látigo» tiene la posibilidad de pescar a ninfa, arte que los pescadores de lance tienen prohibido y que, sin duda, es el más eficaz de todos.

Los pescadores lo van a tener en cuenta todo.

El cebo natural
Comentarios