viernes. 27.01.2023
ARRANCA EL MUNDIAL MÁS ABIERTO DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

Entre las medallas y el batacazo

Portugal acoge desde hoy lunes la decimotercera edición del campeonato del mundo de balonmano, en el que se dan cita 24 países en busca del título que defiende Francia, último vencedor en la
Este es precisamente el primer objetivo de la selección nacional que dirige César Argilés: romper la racha de quintos puestos, y alcanzar el cajón, o el cruce de semifinales, en el que sólo ha entrado en una ocasión, en Egipto-1999, donde el bronce se lo birló Yugoslavia. El premio añadido en un Mundial es la clasificación para los Juegos Olímpicos, y éste no es una excepción con Atenas-2004 en el horizonte. El balonmano español ha acumulado varias medallas de plata y bronce en Juegos y Europeos, pero sin embargo carece de ellas en un Mundial, un vacío de difícil explicación para este deporte en nuestro país, donde una generación de excelentes jugadores está apurando ahora el tramo final de su dilatada carrera deportiva. Hablamos de un grupo que supera el centenar de internacionalidades y que todavía reivindica un puesto en la elite mundial del balonmano. Son los Masip, Garralda, Barrufet, Ortega, Olalla, Djushebaev o Juancho Pérez. Sin embargo, algunos como Garralda reconocen que este Mundial está muy abierto, con ocho selecciones que aspiran a todo caso de Suecia, Francia, Alemania, Dinamarca, Islandia, Yugoslavia, Rusia y España, sin olvidar a un clásico como Hungría que vuelve a emerger de la mano del barcelonista Laszlo Nagy, o Portugal, que juega en casa, lo que le hace temible, aunque haya perdido para esta cita a su jugador más relevante, Andorinho. España jugará la primera fase en Guimaraes, muy cerca de Oporto, y debuta hoy a las 21.30 (hora española) ante Marruecos. A priori se trata de uno de los rivales más asequibles del grupo, junto a Kuwait y Túnez, aunque esta última pugnará por alcanzar el cuarto puesto que le clasifica para la segunda fase. Lo más duro para España en Guimaraes empieza mañana martes con Polonia, un equipo joven que va a más, en el que los nuevos valores del equipo tratan de hacer olvidar a leyendas como el histórico Bogdan Wenta. Sin embargo, en buena lógica, España se jugará el liderato del grupo A el jueves ante Yugoslavia. Amigos, viejos conocidos y sempiternos rivales son los que calibrarán en primera instancia las posibilidades de España en el Mundial. Yugoslavia, como siempre Con los Peric, Jovanovic, Skrbic y compañía hay deudas pendientes no muy lejanas, como la derrota que infringió a España en Suecia durante el último Europeo. Sin embargo, y lo advierte una y otra vez el seleccionador, César Argilés, se trata de una fase donde hay mucho desgaste físico con cinco partidos, de los que en el mejor de los casos sólo contarán cuatro puntos en la siguiente fase, todavía por designar su ubicación en función del puesto. La selección llega a este Mundial como casi siempre, justa de preparación, teniendo en cuenta que las competiciones nacionales pararon poco antes de terminar el pasado año. El capitán, Enric Masip, recuerda por su experiencia de 490 internacionalidades que el nivel de juego se va adquiriendo conforme avanza la competición, y por eso tampoco hay que dramatizar por las lagunas que se hayan visto durante la preparación, especialmente en el Torneo Internacional de España jugado en A Coruña. César Argilés ha insistido a sus jugadores que hay que mejorar progresivamente en defensa y en el balance defensivo tras ataque, ya que no pueden admitirse goles fáciles en primera o segunda oleada de contraataque. Habrá cuatro grupos en la primera fase. En el A, en Guimaraes, muy cerca de Oporto, a España le acompañan Yugoslavia, Polonia, Túnez, Kuwait y Marruecos. En el grupo B que jugará en Viseu -y con el que España se cruzará en la segunda fase- se enfrentarán Alemania, Islandia, Qatar, Australia, Groenlandia y la anfitriona, Portugal. En Madeira, sede del grupo C, estarán la vigente campeona, Francia, junto a Rusia, Croacia, Arabia Saudita, Hungría y Argentina. Cierra la primera fase el grupo D que está ubicado en Sao Joao de Madeira, y donde están encuadrados Suecia -campeona de Europa- junto a Dinamarca, Argelia, Egipto, Eslovenia, y Brasil. Pista: Multiusos de Guimaraens Hora: 21.30 (hora española)

Entre las medallas y el batacazo
Comentarios