viernes. 03.02.2023
El VO70 Movistar paró ayer, poco después de las once de la mañana y tras sumar 2,5 puntos en la clasificación general por cruzar tercero en la segunda meta volante de la etapa en las Islas Eclipse, para que el equipo de tierra repare el brazo hidráulico de babor de la quilla pivotante. La parada no podía ser superior a las dos horas porque el barco podría ser penalizado por la organización. Al cabo de este periodo de tiempo tomó la salida de nuevo en el mismo punto en que había realizado su parada. El patrón del barco, Bouwe Bekking, había mantenido casi en secreto la decisión de parar para evitar que su perseguidor directo, el Pirates de Paul Cayard, intentase recortar distancias. Pero el equipo de tierra del Movistar ya estaba esperando al barco en la meta volante. Ha sido una compleja operación logística ya que el equipo de tierra partió desde Melbourne a Albany, a unos 2.450 Km. de distancia, con todos los recambios y elementos necesarios para la reparación y desde el puerto de Albany se trasladó a las islas Eclipse para esperar al Movistar.

El equipo de tierra del Movistar logra reparar el hidráulico en islas Eclipse
Comentarios