lunes 6/12/21
DL14P27F3-21-51-00-8.jpg

Ésta fue la visión del encuentro del técnico tarraconense del Tenerife: «La Ponferradina es un rival muy incómodo que trabaja bien los partidos, al que no es fácil sorprenderle y al que no se le generan muchas ocasiones de gol. El partido era muy peligroso porque teníamos que intentar volcar el juego a campo rival, pero ellos tienen tres o cuatro jugadores arriba que se quedan descolgados en zonas intermedias y que te crean peligro. Al final hemos encontrado el premio. Se han enfrentado dos equipos intensos, no ha habido mucha continuidad, pero nosotros estábamos bien. A nivel defensivo no sufrimos y cada vez llegábamos con más sentido a campo rival. Era cuestión de insistir y no perder la concentración y al final salió bien».

«Era cuestión de insistir y no perder la concentración»
Comentarios