sábado 21/5/22
                      Carlos Sainz subió al podio al finalizar en la tercera posición en el Gran Premio de Miami. GREG NASH
Carlos Sainz subió al podio al finalizar en la tercera posición en el Gran Premio de Miami. GREG NASH

El piloto español Carlos Sainz (Ferrari), que fue tercero en el Gran Premio de Miami, el quinto del Mundial de Fórmula Uno, dijo que no siente «alivio» por volver al podio, sino que más bien era «necesario» después de dos carreras en las que no pudo concluir la prueba.

Sainz, que ya había sido segundo en Baréin y tercero en Arabia Saudí, sumó su noveno podio desde que corre en la categoría reina, siete de ellos con Ferrari, después de tener que abandonar en Australia e Italia en el último mes.

Tras la disputa del Gran Premio de Miami, Sainz es quinto en la clasificación general, con 53 puntos, lejos aún de los 104 con los que lidera el Mundial su compañero, el monegasco Charles Leclerc, y los 85 de Max Verstappen y los 66 del mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez, ambos pilotos de Red Bull, que ocupan el tercer y el cuarto puesto, respectivamente.

En conferencia de prensa tras la carrera reconoció que este domingo «pagó el precio» de no poder estar al 100 % físicamente después del «fuerte accidente» del viernes en la segunda sesión de entrenamientos libres.

El madrileño salía desde la segunda plaza de la parrilla, pero se vio superado por el neerlandés Verstappen -último campeón del mundo- en la primera curva y desde ese momento mantuvo la tercera posición sin grandes apuros hasta que salió el coche de seguridad y comprimió la carrera y tuvo que vérselas las últimas vueltas con el mexicano de Red Bull.

Destacó el «buen trabajo» realizado en la defensa del tercer lugar, cuando el mexicano le intentaba sobrepasar a falta de menos de diez vueltas.

«Fue una defensa dura, pero exitosa», se congratuló después de que decidiese no aprovechar la presencia del coche de seguridad para cambiar las gomas debido a que sólo restaban 10 0 12 vueltas y quería garantizarse mantener la posición de ventaja sobre ‘Checo’.

El Autódromo Internacional de Miami, construido ex profeso para esta ocasión alrededor del Estadio Hard Rock, donde los Miami Dolphins juegan como locales la NFL -la liga profesional de fútbol americano-, acogió este domingo la quinta carrera, y recibió las críticas de los pilotos por el estado del asfalto y el diseño de la ‘chicane’.

Para el año que viene, Sainz recomendó a la organización que hagan un «mejor trabajo con el asfalto» y apuesten por una mejor ‘combinación de curvas’, porque la actual ‘chicane’ se siente ‘poco natural’ para unos monoplazas tan anchos y pesados como los de la ‘nueva’ Fórmula Uno.

La sexta carrera del Mundial se disputará el 22 de mayo próximo.

«Era necesario regresar al podio»
Comentarios