jueves 19/5/22

El pivote internacional brasileño del Abanca Ademar Guilherme Borges Santista ha achacado la derrota encajada en la pista del Recoletas Atlético Valladolid (45-40), que rompía una racha de siete jornadas sin perder de los leoneses, a la falta de control de un partido marcado por un ritmo frenético y escasas defensas.

«Tuvieron durante más minutos el control del partido y así el difícil ganar, porque no encontramos la distancia adecuada para saber sujetar a sus jugadores más destacados», señaló el jugador ademarista.

Santista, que fue el segundo máximo realizador de su equipo con siete dianas, tan solo por detrás del extremo internacional Gonzalo Pérez, cree que deberían de haber sabido sujetar el ritmo elevado que impuso su rival «para que no hubiera una sucesión continua de ataques y poder parar el partido para cambiar la dinámica».

«Un plus de motivación»

El joven pivote brasileño reconoció que el buen ambiente que se vivió en las gradas del pabellón Huerta del Rey, también con la presencia de aficionados leoneses, es «un plus añadido de motivación, porque siempre es bueno jugar así, se disfruta más del partido». El protagonismo del internacional brasileño, fundamentalmente desde la llegada del central lituano Aidenas Malasinskas, es indiscutible y se ha convertido en una de las grandes referencias ofensivas del conjunto de Manolo Cadenas.

«Es difícil ganar cuando se pierde el control del partido»
Comentarios