sábado 28/5/22
Balonmano | Liga Asobal

Malasinskas: «No es fácil que siga en el Ademar el año que viene, pero no cierro la puerta»

                      Malasinskas se ha convertido en uno de los jugadores más queridos por la afición del Ademar desde su llegada en marzo. MARCIANO PÉREZ
Malasinskas se ha convertido en uno de los jugadores más queridos por la afición del Ademar desde su llegada en marzo. MARCIANO PÉREZ

Ha llegado un héroe al Abanca Ademar. Un daño colateral del conflicto en Ucrania que rescata —aunque sea solo por un rato— los tiempos de gloria de un conjunto leonés en plena forma que de pronto se frota los ojos al ver asistir y anotar a todo un súper clase europeo. Uno de los mejores centrales de la Asobal que, gracias a su amistad profunda con Manolo Cadenas, se vestirá, al menos hasta junio, la elástica marista. ¿Después? «Nunca se sabe», admite Aidenas Malasinskas.

—Todo el mundo sabe que es prácticamente imposible que continúes en el Abanca Ademar la próxima temporada. Cadenas lo descarta y el presidente sueña con que exista la más mínima posibilidad para intentar prolongar tu contrato. ¿Hay esa mínima oportunidad?

—Si te soy sincero, ahora mismo no tengo ni idea de lo que pasará más allá del mes de junio, pero es difícil que pueda seguir en el Ademar. Aún tengo contrato con el Motor Zaporyia y mi intención es regresar allí siempre y cuando la situación se aclare. Si con el Motor no sale bien, entonces buscaré otra situación y no descarto hablar con la directiva del Ademar. Nunca se sabe, la vida da muchas vueltas.

—¿Tienes más ofertas sobre la mesa?

—Sí, de otros clubes. De todas formas no sé si es bueno que un jugador ya veterano como soy le reste minutos a la cantidad de jugadores jóvenes que hay en el Ademar en la actualidad. Quizá para unos meses esté bien, pero no sé si para mucho más.

—No creo que ninguno de ellos pusiera pegas, les has dado un plus de calidad que no esperaban.

—Como te decía no cierro ninguna puerta a nada porque tampoco pensé hace unos meses que acabaría jugando aquí, en el Ademar. Me he encontrado un grupo espectacular, con muchas ganas de crecer, de mejorar y de conseguir cosas importantes.

—¿Cómo se gestó tu llegada al club leonés?

—Con Manolo (Cadenas) tengo una gran relación desde nuestro paso por Granollers. Hablamos muy a menudo. De hecho a principio de esta temporada bromeábamos sobre la posibilidad de que yo fichase por el Ademar. Luego pasó lo que pasó en Ucrania y la broma se convirtió en realidad. No me costó decidirme. Es un placer trabajar con él siempre. Me encantan su motivación y su experiencia, tiene algo especial.

—¿Te ha pedido que hagas algo en concreto dentro de la pista y en los entrenamientos?

—La verdad es que no me ha dicho demasiadas cosas, sobre todo que me aprenda las jugadas. Por suerte, como ya conozco el idioma me he conseguido integrar más rápido dentro del grupo. Esa conexión ayuda en cualquier entrenamiento o en los partidos.

—¿Te ha afectado todo lo sucedido en Ucrania?

—No quiero hablar mucho de ello. La situación ya la explicó muy bien Carlos Molina. Solo puedo decirte que apoyo a la gente que conozco de allí con cosas que necesitan. Es una pena que esté pasando algo así.

—¿Qué conocías del Abanca Ademar?

—Del de este año no mucho. Sí conocía a Zanas (Virbauskas) y sabía que el equipo contaba con buenos extremos.

—¿Quiénes son los que más te han sorprendido?

—Sin duda los extremos. Cualquiera de ellos podría jugar en un equipo europeo de nivel porque lanzan muy bien, tienen gol y mucha calidad. También el resto de compañeros me han sorprendido, dependiendo del entrenamiento descubro algo de uno u otro.

—¿Qué consideras que le has aportado al equipo?

—Solo pienso en ayudar. Estoy aquí para eso. En mi debut contra Cangas, en la Copa del Rey, tenía mucha presión por hacer las cosas bien cuanto antes. Poco a poco voy a más. También es cierto que me incorporé ya con el grupo en una buena dinámica de resultados.

—¿Ves factible el meterse en Europa?

—Estamos en buena línea y vamos a sacar más puntos para llegar a ese objetivo. Europa es nuestro objetivo y estoy aquí para lograrlo.

—¿Es la defensa el aspecto más débil de este Ademar?

—Bueno, creo que se puede mejorar todo, pero piensa que cada partido es diferente. Con Puente Genil nadie diría que se defendió mal. Sinceramente, no la veo tan mal ahora mismo y no te engaño cuando digo que cada día veo cómo entrenan mis compañeros y todos quieren aprender. Son muy jóvenes y les falta experiencia, pero eso lo da el tiempo y el trabajo. Es una plantilla en formación y esto es un ciclo largo, hace falta paciencia.

—Tu conexión con Santista está siendo especialmente brillante.

—Es mi trabajo como central jugar para ellos, entenderme con los pivotes. Uno de mis puntos fuertes como jugador es el dos contra dos y me gusta mucho jugar para ellos.

Malasinskas: «No es fácil que siga en el Ademar el año que viene, pero no cierro la...
Comentarios