sábado. 04.02.2023

España busca fútbol, no especular

El equipo de Luis Enrique pujará ante la correosa Japón por una victoria que selle su pase a octavos y refuerce sus convicciones Gavi y Rodri están aptos para jugar
                      Luis Enrique durante el entrenamiento de ayer de la selección española. JUANJO MARTÍN
Luis Enrique durante el entrenamiento de ayer de la selección española. JUANJO MARTÍN

A España le toca hoy (20.00 horas, La 1 y Gol Mundial Movistar) sellar su pasaporte para los octavos de final, obligación que no pudo cumplir el domingo ante Alemania. En principio, todo fluye en favor de la selección de Luis Enrique, a la que solo un cúmulo muy improbable de casualidades desgraciadas podría condenarle a la eliminación. Tendría que perder ante Japón y que, en el otro partido del grupo, Costa Rica venciese a Alemania o los germanos destrozasen a los ticos por más de siete goles.

Sin embargo, hay que ser consecuentes. Hablar de la selección española y hacerlo especulando sobre cálculos y variantes de posibilidades no tiene sentido. Resulta contradictorio, de la misma manera que resultó absolutamente innecesaria la petición amigable que, medio en broma medio en serio, le hizo Hansi Flick a Luis Enrique al acabar el partido del domingo pidiéndole que ganase a Japón. Y es que esta España, sencillamente, no sabe jugar a otra cosa que no sea buscar la victoria imponiéndose al rival a través del balón, apretando en la presión y atacando con descaro. Este equipo se pone a contar la calderilla que tiene en el bolsillo y lo más probable es que sufra un colapso por atentar contra su propia naturaleza, contra la personalidad que le hace diferente a todos, como subrayó el martes con admiración el Tata Martino.

España está llamada a vencer hoy a Japón y a hacerlo, a ser posible, con una versión brillante que le reafirme de cara a la siguiente fase, cuando ya no existe margen de error y todos los partidos serán lo que los brasileños llaman un ‘matamata’. Para La Roja es muy importante sentirse bien, orgullosa de sí misma. Es un equipo joven construido a partir de un estado de ánimo optimista, incluso exultante, que el seleccionador es el primero en alentar. Las dudas le afectan más que a otros equipos acostumbrados a convivir con ellas. De ahí que esta tarde España no solo esté obligada a ganar sino también a salir reforzada en sus convicciones, algo fundamental para que su camino en Catar sea largo y exitoso.

España busca fútbol, no especular
Comentarios