sábado 23/1/21
Balonmano | Mundial de Egipto

España persigue su tercera estrella

Los Hispanos, con el ademarista Rubén Marchán en sus filas, aterrizan hoy en Egipto para preparar su debut ante Brasil

Los cariocas anuncian siete positivos por covid entre su expedición

La selección española de balonmano pone hoy rumbo a Egipto en busca del que sería su tercer oro en un Mundial. Los Hispanos, con el ademarista Rubén Marchán entre los 18 elegidos por Jordi Ribera, apuran las horas antes de su debut oficial en la competición, que está fijado para este viernes (18.00 horas, Teledeporte) frente a Brasil. Un encuentro que a priori no corre peligro pese a los siete positivos por covid que los cariocas tienen entre sus filas, tal y como hicieron público a través de un comunicado. «Todos ellos han sido aislados mientras que el resto de la expedición se someterá hoy a nuevos test PCR». Entre los afectados por el virus están el jugador del Barça Thiagus Petrus, Leonardo Tercariol y el propio seleccionador. Los otros cuatro son del cuerpo técnico.

La avanzadilla de los españoles la protagonizaron ayer Sergey Hernández —el último convocado por el seleccionador— y el fisioterapeuta leonés Emilio Martín, que volaron al país africano directamente desde Estambul, donde permanecían ‘atrapados’ debido a Filomena tras formar parte de los Hispanos que acudieron al Torneo de Navidad en Rusia. El resto del equipo tiene prevista su llegada a El Cairo hoy sobre las 15.50 horas. Lo primero que harán es someterse a nuevas PCR. Brasil será la primera piedra en el camino para cerrar la primera fase frente a Polonia —el domingo— y Túnez —próximo martes—.

Varios casos covid

La República Checa se ha retirado del Mundial por el elevado número de positivos que tiene

España parte entre las favoritas al título junto a selecciones como Francia o Dinamarca. Pero lo cierto es que los de Ribera no quieren que la vitola de campeones de Europa les pase factura. El propio pivote del Ademar insiste en que ya este viernes en el debut deberán «rendir al cien por cien» para evitar sorpresas. Este será el primer mundial en el que participen 32 selecciones. El sistema de competición llevará a que los tres primeros de cada grupo se clasifiquen a una segunda liguilla arrastrando los puntos sumados entre ellos. El grupo de España se cruzará con el de Alemania, Hungría, Uruguay y Cabo Verde. Los dos primeros de esta segunda fase obtendrán el pase a cuartos. La organización ha extremado las precauciones extendiendo la burbuja que protegerá el torneo a los medios de comunicación que lo seguirán en directo. El Mundial se juega en cuatro pabellones —El Cairo, Seis de Octubre y Alejandría— con 32 equipos que han sido sometidos a tres test PCR antes de su debut, el último en las 72 horas previas a su llegada. Posteriormente, a lo largo del torneo se repetirán los test cada 72 horas. La IHF determina que en el caso de que aparezcan casos positivos, los afectados quedarán aislados en cuarentena durante diez días, lo que facilitará que puedan ser sustituidos sin que entren en el cupo de cinco cambios permitidos. En caso de posibles bajas en la selección española —dependiendo de la posición afectada— Ribera podría tirar de los extremos leoneses Jaime Fernández y Gonzalo Pérez.

Marchán, junto al resto de Hispanos. RFEB

Croacia, Noruega o Alemania son otros de los grandes aspirantes a un título mundial descafeinado por la pandemia —sin público en las gradas y con los medios de comunicación diezmados— pero cuya consecución será igual de relevante.

Por otra parte, La República Checa comunicó oficialmente ayer, un día antes del comienzo del campeonato, su retirada del Mundial de balonmano de Egipto como consecuencia de «varios resultados positivos» por coronavirus en las pruebas «obligatorias» realizadas antes de viajar a ese país.

España persigue su tercera estrella
Comentarios