jueves. 02.02.2023

A España le quedan dos balas

Si los Hispanos vencen hoy a Eslovenia se clasificarán para cuartos de final, pero aún tendrían una última oportunidad este domingo ante los franceses

La selección española de balonmano no quiere esperar más y tratará de certificar hoy (15.30 horas, en Teledeporte) su clasificación a los cuartos de final del Mundial de Polonia y Suecia con una victoria sobre Eslovenia. Es la primera de las dos oportunidades de las que dispondrá el conjunto español para sumar los dos puntos que necesita para acceder a unos cuartos de final que asegurarían a los de Jordi Ribera su presencia en los torneos preolímpicos, el objetivo mínimo con el que arrancaron el torneo.

En el caso de caer ante el equipo balcánico, los Hispanos, vigentes subcampeones de Europa, aún dispondrían de una última ‘bala’ en el encuentro que les enfrentará el domingo con Francia. Cábalas que no entran en los planes de los internacionales españoles, que sólo piensan en derrotar a una Eslovenia que, tras fracasar en el último Campeonato de Europa, parece haber recuperado el nivel competitivo que le llevó a colgarse la medalla de bronce en el Mundial de 2017 y alcanzar las semifinales en el Europeo de 2020.

Lo demuestra la contundente victoria (23-32) que los eslovenos lograron en la primera fase sobre Polonia, en un encuentro en el que los de Uros Zorman llegaron a contar con una renta de hasta once goles. «Eslovenia ha hecho una muy buena primera fase. Es un equipo con mucha facilidad para hacer goles y que cuenta con jugadores muy creativos capaces de desenvolverse muy bien ante cualquier tipo de defensa», advirtió el seleccionador español, Jordi Ribera.

Pese a la presencia de figuras como el central Dean Bombac, los laterales Jure Dolenec y Aleks Vlah o el extremo Blaz Janc, si por algo destaca el conjunto esloveno es por la fortaleza de su juego colectivo, algo que le asemeja al equipo español. «Creo que el principal valor de Eslovenia, por encima de cualquier jugador, pese a que cuenta con jugadores muy creativos, es el equipo, quizá un poco como ocurre con nosotros», destacó el preparador español.

No es la única similitud entre españoles y eslovenos, que destacan por la polivalencia de sus jugadores, lo que les permite presentar distintos patrones de juego en función de quién se encuentre en cada momento sobre la pista. «Son jugadores con una gran capacidad táctica, que saben cuando pasar al pivote, cuando lanzar y además muy polivalentes, porque los extremos podrían jugar tranquilamente como centrales o en cualquier puesto de la primera línea», aseguró Ribera.

Un patrón de «jugón» del que se sale un poco el lateral Aleks Vlah, que se ha destapado este curso como un voraz goleador en la Liga de Campeones y que será el encargado de dotar de lanzamiento exterior al equipo esloveno.

Para derrotar a Eslovenia la selección española no sólo tendrá que exhibir la misma solidez defensiva que mostró en el la segunda parte del encuentro con Polonia y deberá mostrar también su mejor versión en ataque para superar a la agresiva defensa eslovena, que lidera Borut Mackovsek.

Dos equipos con concepciones similares del juego, en el que la inteligencia y lo táctico priman sobre el factor físico, que se medirán en busca de un billete para los cuartos de final que por nada quiere dejar escapar el conjunto español.

A España le quedan dos balas
Comentarios