domingo. 25.09.2022

El espejo de los años 90 entre la República Checa y Dinamarca

Berger, Nedved, Poborský, Smicer, Brian Laudrup o Peter Schmeichel son sólo algunos nombres de la República Checa y Dinamarca que formaron parte de dos selecciones históricas que harán de espejo para sus herederas este sábado en el Baku Olympic Stadium, donde tanto el equipo de Jaroslav Silhavy como el de Kasper Hjulmand buscarán reflejarse en el espejo del pasado (18.00 horas por Cuatro).

Dinamarca, campeona por sorpresa en Suecia 1992, y la República Checa, subcampeona en Inglaterra 1996 ya como país separado de Eslovaquia, cosecharon sus mejores resultados en aquellos ya lejanos años noventa, en los que ambas selecciones, pese no ser favoritas para casi nadie, dieron la campanada.

Décadas después, se enfrentarán por segunda vez en la historia de una Eurocopa para acceder a las semifinales. Anteriormente, también se vieron las caras en cuartos de final en Portugal 2004 con victoria para la República Checa (3-0), que finalmente acabó en la tercera plaza.

Desde entonces, tanto daneses como checos han sido prácticamente invisibles en todos los torneos y se encuentran ante una oportunidad única de colocarse entre los cuatro mejores de Europa. Y, ambos, lo harán con buenas sensaciones. La República Checa llega a la cita después de superar a los Países Bajos en octavos de final.

El espejo de los años 90 entre la República Checa y Dinamarca
Comentarios