martes 20/10/20

«Estoy cansado, pero no me planteo dimitir porque soy de los que luchan por acabar los proyectos»

El presidente del Ademar, Cayetano Franco, considera que la actual plantilla puede darle grandes alegrías a la afición. FERNANDO OTERO

No atraviesa Cayetano Franco su momento más dulce al frente del Abanca Ademar y aún así se niega a dar por perdida la batalla. Pensó, ingenuo, que rescatar al club de una desaparición casi anunciada se antojaba como el episodio más duro que le tocaría protagonizar como presidente. Pero la cruda realidad —cobijada bajo el paraguas de una pandemia— ha hecho aflorar de golpe un cóctel de denuncias, incertidumbre económica y deportiva, guerras entre estamentos, dimisiones y un largo menú de platos que no siempre son de buen gusto.

—La temporada, al menos a nivel deportivo, no ha podido empezar de mejor manera con dos victorias consecutivas. ¿Cree que la competición podrá disputarse con cierta regularidad o las suspensiones de jornadas serán una constante?

—Lo más positivo en esta situación de coronavirus, y tras la suspensión de dos jornadas, es que la competición ha podido comenzar. La gente tenía ganas de balonmano y es el primer paso para que esto tome visos de normalidad.

—Hay bastante controversia con el tema de los aforos en recintos deportivos. ¿Ahora mismo cuál es la norma a seguir para el Ademar?

—En este caso nosotros tenemos que respetar, en primer lugar, lo que dicta la Junta de Castilla y León. Y su orden es que haya un máximo del 50% de aforo pero con un metro y medio de distancia entre espectadores, lo que nos obliga a llenar el Palacio, como máximo, al 27%. En nuestro caso el objetivo es exponerle a la directora de Deportes y al consejero, si llegara el caso, que con mantener un asiento libre y otro no como hemos hecho hasta ahora sería suficiente. Bajar del 50% es un lastre para el Ademar porque no podrían entrar todos los socios.

—¿Cuánto ha bajado el porcentaje de socios con respecto a la temporada anterior?

—Alrededor de un 30%, entre otras cosas por la incertidumbre sobre si comenzaría la Liga o no y qué medidas de seguridad íbamos a tomar. Yo creo que todo el que haya ido al pabellón ha podido comprobar que esas medidas son incluso mayores a las exigidas por la Junta. Esperemos que ese descenso de socios en las próximas semanas sea inferior al 20%.

—¿Y qué pérdidas económicas arrastra el club de la 2019-20?

—Todavía no lo hemos cerrado, presentaremos las cuentas en la asamblea general a finales de este mes.

—El patrocinio de Abanca con el club concluye a finales de esta temporada. Antes del confinamiento tenían prevista una reunión con ellos para tratar de ampliarlo más allá de 2021. ¿Ya ha habido contacto?

—De momento no nos hemos reunido con ellos, a ver si entre octubre y noviembre podemos cerrar ese tema. Si logramos que continúen bien —Dios quiera que continúen— y si no tendremos que trabajar para encontrar otro patrocinador principal.

—Al suspenderse el inicio de Liga advirtió que si las cosas seguían así el Ademar volvería a entrar en un Erte. ¿Sigue en pie esa ‘amenaza’?

—El volver a presentar un Erte es una situación que solo se barajó si la Liga no comenzaba. Como solo fue una semana de aplazamiento no pasa nada pero si nos vamos a un mes o dos con los jugadores solo entrenando habría que tomar algún tipo de decisión. Pero al haber arrancado no veo problema.

—¿Cuándo está previsto que se disputen las dos jornadas aplazadas de Liga?

—La jornada 1 hemos propuesto que se dispute entre semana en la primera quincena de octubre y la segunda todavía no tiene fecha pero siempre será antes de que termine la primera vuelta.

—Cadenas insiste en que necesitaría dos refuerzos más para completar la plantilla. ¿Sigue vigente esa posibilidad o la da por cerrada?

—Ahora mismo es complicado que venga nadie porque los recursos económicos son menores, pero nunca puedo decir que esté cerrada del todo ya que el Abanca Ademar es un club al que desean venir muchos jugadores jóvenes. Lo cierto es que seguimos trabajando en ello pero para que se dé esa posibilidad de traer a alguien tiene que ser un refuerzo muy asequible para nuestras arcas.

—¿Y repetir la fórmula Donlin con la cesión de algún jugador que llegue becado?

—Va a ser difícil porque Manolo (Cadenas) ha analizado a fondo el mercado estadounidense y parece que no hay nadie que cumpla las condiciones que exige el técnico para reforzar el lateral o el extremo.

—El club se ha visto inmerso en varias polémicas durante los últimos meses. Denuncias de exjugadores, problemas entre la Asobal y la Federación Española, la suspensión de la temporada con la pérdida de ingresos que ha conllevado. ¿Cómo lo ha vivido usted?

—Estoy cansado porque llevamos dos semanas frenéticas con el tema de los aforos, la organización de la temporada, son muchas horas y desgraciadamente en este club no hay voluntarios y todo el esfuerzo recae en la junta directiva. Aún así pienso que la situación se va a normalizar y todos volveremos a tener una Liga ‘normal’.

—El próximo 30 de junio de 2021 concluye su mandato como presidente del Abanca Ademar. ¿Se ve con fuerzas de volverse a presentar?

—La verdad es que no lo he pensado mucho pero fuerzas, a día de hoy, tengo pocas si te soy sincero. También es justo resaltar que la mayoría de los socios reconocen el trabajo que ha hecho esta junta directiva y, aunque siempre hay protestas, tratamos de dar explicaciones y ser comprensivos con sus reclamaciones.

—¿De qué va a depender que se decante por seguir al frente del club?

—Dependerá, en primer lugar, de los compañeros de viaje que se sumen al proyecto y de mi familia, que está bastante cansada tras ocho años de que les robe tiempo de estar con ellos. No lo sé, habrá que verlo en su momento cuando se convoquen elecciones.

—¿Se ha planteado dimitir?

—No, dimitir como tal no porque soy de los que, aunque lo piensas a veces, siempre quiero terminar los proyectos que inicio. Si creo en algo voy hasta el final y pienso que el Abanca Ademar tiene recorrido, futuro y un proyecto deportivo que estamos iniciando con Manolo que está abocado al éxito a poco que nos apoyen la afición, las empresas y las instituciones.

—¿Cuál será su primera medida en caso de seguir como presidente más allá de la 2020-21?

—Profesionalizar el club. Tener un gerente, porque necesitamos que esa figura sea profesional.

—El calendario de Liga se impugnó tras la polémica con los dos equipos ascendidos. De momento la Liga ha comenzado pero, ¿podría invalidarse en cualquier momento?

—No, solo si se declara otro Estado de Alarma. La impugnación se cerró y el calendario es el que es.

—¿Cuándo podrá la cantera comenzar los entrenamientos en el Pabellón Ventas Oeste?

—Estamos pendientes de que la Junta dé permiso para que el deportes escolar y las bases empiecen a entrenar. De momento no está permitido hacerlo a puerta cerrada, solo al aire libre y sin contacto. La próxima semana me reuniré con el concejal de Deportes y pronto se hará oficial la cesión de ese pabellón para que lo utilice la cantera del Ademar.

«Estoy cansado, pero no me planteo dimitir porque soy de los que luchan por acabar los...
Comentarios