miércoles 18/5/22

Europa es difícil, pero no imposible

El Ademar necesita ganar al Benidorm y que Granollers frene al Cuenca en la próxima jornada para reengancharse La defensa condena de nuevo a los leoneses
                      El Abanca Ademar es un torrente a nivel ofensivo, pero haces aguas a la hora de defender. FERNANDO OTERO
El Abanca Ademar es un torrente a nivel ofensivo, pero haces aguas a la hora de defender. FERNANDO OTERO

Con los dos últimos tropiezos del Abanca Ademar —un punto de cuatro— el sueño europeo de los de Manolo Cadenas se esfuma y prácticamente se antoja una quimera que se cuele entre los cinco primeros clasificados de la Asobal. La distancia ahora mismo con el Cuenca (5º) es de tres puntos cuando aún restan otros ocho en juego. Las matemáticas hacen que el objetivo sea posible, pero lo cierto es que tendrían que darse demasiadas variantes para convertirlo en realidad.

Lo primero —y más necesario— es que el conjunto ademarista recupere la senda de la victoria la próxima jornada en la pista del Benidorm (4º) y del que le separan cinco puntos. Los alicantinos son sin duda el equipo revelación de la temporada y no lo pondrán sencillo. Tienen la Liga Europea de Balonmano a su alcance y afrontarán el partido como una auténtica final, lo mismo que debe hacer el Ademar. Además necesitarán que otros rivales les hagan ‘un favor’ para que de nuevo se apriete la tabla clasificatoria. Granollers recibe al Cuenca y un triunfo de los catalanes —que se están jugando la segunda plaza de Liga— daría esperanzas al cuadro leonés. Asimismo el Huesca juega en casa contra el BM Logroño (6º), el otro equipo implicado en la pelea por meterse en la segunda máxima competición continental.

Son demasiadas carambolas y ni aún así será suficiente en la jornada 27. También la 28 exigirá una victoria del Ademar en el Palacio de Deportes frente a Anaitasuna. Será también ahí donde los de Cadenas puedan beneficiarse de otro duelo directo entre aspirantes a Europa, porque Benidorm y Logroño se verán las caras en La Rioja. Cuenca, por su parte, jugará contra Torrelavega, que todavía no tiene asegurada la permanencia. Luego en la jornada 29 Ademar viaja hasta la pista del Cangas; Benidorm recibe al Nava; Logroño va a Pamplona y Cuenca visita el Huerta del Rey en Valladolid. El mayor problema es la poca fiabilidad que demuestra el Ademar, al que su defensa le está lastrando justo en los momentos en que creía con mayor fuerza que llegaría a Europa. Es difícil, pero no imposible.

Europa es difícil, pero no imposible
Comentarios