jueves 6/8/20
Balonmano

Europa, un respiro para el Ademar

Disputar la Champions supondría unos ingresos mínimos de 210.000 euros al conjunto leonés Sin embargo, los gastos por competir no bajan de 150.000 euros
El Abanca Ademar se midió esta temporada al todopoderoso Nantes en la Copa EHF. AGENCIAS
El Abanca Ademar se midió esta temporada al todopoderoso Nantes en la Copa EHF. AGENCIAS

Es harto complicado que el Abanca Ademar se cuele en la próxima edición de la Liga de Campeones, pero no imposible. El club leonés solicitará en los próximos días una invitación para formar parte de los 16 clubes europeos que a partir de la 2020-21 integrarán, en dos grupos de ocho equipos cada uno, el nuevo formato. Si todo va según lo previsto, será el próximo mes de junio cuando se conozca si los de Manolo Cadenas tienen plaza en la máxima competición continental y de no ser así, lo que es cien por cien seguro será su presencia en la nueva copa EHF que ahora pasa a denominarse Liga Europea de Balonmano.

A nivel deportivo, la Champions supone un plus de motivación y prestigio para una entidad ademarista que ya se ha hecho un nombre importante entre los grandes pese a que no puede competir de tú a tú con ellos porque el presupuesto es claramente inferior. Pero en lo económico, los nuevos ingresos que dejará el torneo desde ahora se convertirían en un balón de oxígeno para las maltrechas arcas del Ademar, cuyas pérdidas este año debido a la cancelación de la temporada pueden rondar los 150.000 euros.

El mejor espectáculo

Estar en la Liga de Campeones garantizará siete partidos ante los mejores en el Palacio

Tal y como está pautado el reparto de beneficios entre los clubes que jueguen la Liga de Campeones, solo por cada partido como visitante el Ademar recibiría 30.000 euros, lo que supondría un total de 210.000 euros en la primera fase. A esa cantidad podrían sumársele 5.000 euros más por puntos obtenidos a lo largo de una liguilla que se completa con catorce jornadas, siete de ellas como visitantes y otras tantas en casa. Avanzar de ronda e incluso hacerlo en primera o segunda posición añade 30.000 euros a mayores. Obviamente, a esos 210.000 euros de ingresos habría que sumarle los gastos de desplazamientos, la inscripción inicial en la Champions o las reformas que el club estaría obligado a acometer en el Palacio de Deportes.

Entre las exigencias para formar parte de la Liga de Campeones a partir de ahora está el contar con 80 metros de leds en la pista, que el Ademar hasta ahora tenía solo 40 metros. También es obligatorio incorporar un cubo en el que se instalen pantallas para los aficionados o en su defecto pantallas en los laterales del Palacio y asimismo una nueva pista azul porque la actual no cumple las condiciones. Una inversión de al menos 150.000 euros que correría a cargo del club. Y a eso habría que sumarle los desplazamientos, por lo que los beneficios serían mínimos pero siempre bienvenidos.

Tal y como avanzó este periódico, la directiva del Ademar no se plantea compensar económicamente a los socios que pagaron su abono y no han podido disfrutar de toda la temporada, pero sí lo harían de cara a la próxima campaña. En principio no habrá subida del precio de los nuevos abonos y además ‘devolverían’ esos encuentros pendientes con las dos jornadas a mayores que tendría la Liga si al final se opta por el formato de todos contra todos a doble vuelta y además con los partidos europeos. Si son de Champions habrá siete en casa y si, como parece más lógico, son de EHF serán cinco. Un salvavidas económico el europeo que en ningún caso será definitivo para paliar los recortes que se avecinan en el nuevo presupuesto del club, pero al menos esta Champions ya no es deficitaria.

Europa, un respiro para el Ademar
Comentarios