sábado 04.07.2020
Balonmano

Europa vestirá de gala al Palacio

La presencia del Ademar en Champions o en la Liga Europa obligará a instalar pantallas en el pabellón, más leds y una nueva pista azul La inversión del club rondará los 150.000 euros
El Palacio tendrá que instalar un cubo o pantallas laterales si el Ademar juega la Champions. DL
El Palacio tendrá que instalar un cubo o pantallas laterales si el Ademar juega la Champions. DL

La presencia del Abanca Ademar en competición europea la próxima temporada traerá consigo una importante inversión para adaptar el Palacio de Deportes a los nuevos requisitos indispensables que impone la EHF a los clubes si quieren recibir luz verde para medirse a los grandes conjuntos del continente.

Ya sea en la Champions o bien en la nueva Liga Europea, la entidad ademarista deberá introducir mejoras técnicas en el pabellón municipal a partir de la 2020-21. Ampliar hasta los 80 metros los leds, colocar un cubo multipantalla que cuelgue del techo en el centro de la cancha o renovar la pista azul -la actual ya está desgastada- son algunos de los principales cambios que deberán acometer antes de que la pelota entre en acción.

Un gasto que, según fuentes del club, podría rondar los 150.000 euros si se tiene en cuenta el canon que además deberán pagar. Obviamente, esas mismas fuentes aclaran que la dureza de esas medias se relajaría más si al final los de Cadenas no consiguen plaza en la Liga de Campeones y tienen que conformarse con la segunda máxima competición europea. En ese caso, puede que la pista sirviese una temporada más y que en vez de un cubo multipantalla se puedan colocar varias pantallas, un mínimo de tres, en los laterales del Palacio, lo que reduciría la inversión.

Incertidumbre

Aún existe la duda de cuándo podrán regresar los aficionados a las gradas del pabellón

Sea como fuere, el deseo del Ademar es conseguir una wild card para entrar entre los 16 mejores equipos de Europa y formar parte de una Champions que a partir del curso que viene pasa a tener solo 16 equipos que se dividirán en dos grupos de 8. Cada uno de ellos disputará una fase regular todos contra todos a doble partido. Un ritmo de competición que le aseguraría a los leoneses un mínimo de catorce partidos, siete de ellos como locales y otros tantos como visitante. Cada vez que se desplacen fuera de León para un partido recibirían 30.000 euros, hasta un total de 210.000.

Muy inferiores serán esas cantidades en la Copa EHF, que a nivel deportivo sí dará un salto importante gracias a su remodelación para la 2020-21 pero que en cuanto a ingresos continúa siendo deficitaria para clubes modestos como el Ademar.

Un salto de calidad

Las mejores en el Palacio se deben a la intención de la EHF de potenciar aún más el espectáculo

Tampoco es que la Champions sea una fuente de ganancias importante, pero al menos con su nuevo formato no dará perdidas. Los expertos remarcan que empieza a ser rentable para los equipos que alcanzan los cuartos de final.

El hecho de colocar más leds y pantallas dentro del Palacio de Deportes no es un mero capricho de la EHF. Con ello quieren potenciar el espectáculo para quienes acudan in situ a ver los encuentros y también para los telespectadores, porque son los derechos de televisión los que aumentarán considerablemente el poder económico de la competición desde esta nueva temporada que está por llegar.

Más permisivos

Si al final el club leonés solo disputa la nueva Copa EHF la remodelación será menos exigente

Existe cierta incertidumbre sobre si podrá haber gente en los pabellones ya desde septiembre, todo dependerá de cómo avance la pandemia pero los peores pronósticos auguran que el público no regresará a las canchas hasta 2021. No hay nada decidido aún, pero eso podría afectar seriamente a las arcas del Ademar, que harán un esfuerzo por completar todos los cambios que pide la EHF. Y es que el club inicia una campaña para demostrar que León y el Ademar están listos de cara a poder entrar en la Liga de Campeones.

Europa vestirá de gala al Palacio