jueves. 29.09.2022

Unai Emery, entrenador del Villarreal, y su hermano Igor tiran de nostalgia y vanguardia. Han comprado el 20 por ciento de las acciones del Real Unión de Irún. La ampliación de capital es de 1,2 millones de euros. El abuelo Emery ganó de portero dos Copas de España (1924/1927) con el Real Unión de Irún. Los Emery apuestan por un proyecto renovador.

Su padre Antonio también jugó en Irún. Y en el Deportivo, con Amancio. Una empresa familiar para volver a poner en el mapa transfronterizo. Una comarca, entre España y Francia, con un mercado de 120.000 personas en invierno. En verano, la población se multiplica por cuatro.

Igor Emery, hermano de Unai, explica que éste es un «proyecto sentimental». La saga de los Emery tiene el ejemplo del Eibar, un club bien gestionado que ha tocado el cielo estos años. O el Bidasoa de balonmano, club referente.

Unai e Igor son de Hondarribia, a 7 km de Irún. Una zona, repleta de deportistas de élite. José María Olazábal (golf), Julen Aguinagalde (balonmano), Juanma Gárate (ciclismo) y prescriptores como Leontxo García (ajedrez) o Gabriel Sáez, consejero delegado de la cadena de gimnasios Go Fit, nacieron en aquel paisaje.

La familia Emery compra el club del abuelo, el Real Unión, rival del equipo leonés en Liga
Comentarios