domingo 22/5/22

Sin lugar a dudas ayer presenciamos uno de los mejores partidos en lo que va de temporada en el Reino de León, al menos a nivel técnico-táctico. El encuentro tuvo diferentes fases de juego en la que ambos se vieron obligados a modificar de una u otra manera su plan inicial. Esto se debió a contingencias que surgieron y ante las que ambos, o bien optaron por un cambio de sistema o estructura para no replegarse en exceso como hizo la Cultural, o bien variaron su plan inicial de no presionar en bloque alto como mostró de inicio el equipo vasco.

Salía con una organización estructural en 1-4-4-2 el equipo leonés cuando no tenía el balón, si bien sorprendía al intentar presionar muy alto la salida de puerta del rival con este sistema, para ello se daba la situación en muchos casos de ver a los 10 jugadores de campo leoneses en terreno rival con el fin de achicar espacios y recuperar el balón lo más rápido y en la mayor altura posible. Los primeros 30 minutos el plan previsto daba sus frutos, el equipo recuperaba rápido y tenía claro que el daño ofensivo a los irundarras tenía como fase final la llegada exterior con los laterales, bien para la ejecución de centros laterales o para generar superioridades por dentro al ir en desmarque de apoyo. Así llego el primer gol, tras un cambio de orientación sobre lado débil en la llegada de Castañeda, Gaztañaga iba en apoyo diagonal atrás y tras recibir libre, orientó el balón hacia dentro y ejecutó un fantástico golpeo que entró a gol. A partir de ahí el partido no fue cómodo para los leoneses, el Real Unión cambió el plan inicial de situarse sin balón en bloque bajo, y plantaba a todo su equipo en campo rival exponiendo mucho más. Los leoneses no fueron capaces de hacer salidas con balón ante esta circunstancia y ello provocó un considerable bajón en el ritmo de juego. Con el inicio de la segunda parte el partido seguía igual y llego otro momento clave, Seguín le ganaba la espalda a Fran Cruz con un gran movimiento en ruptura, y cuando iba a finalizar fue derribado. Contingencia nueva, penalti, expulsión y empate de Capelete. Ante esta circunstancia la cultural reaccionó bien y de forma inesperada, cambió la estructura a 1-5-3-1 e intentó mantenerse en bloque alto pese a la inferioridad, este movimiento táctico sorprendió también al Real Unión que no fue capaz de reaccionar para superar dicha contingencia.

Fases y alternancias de juego
Comentarios