jueves 17.10.2019
Balonmano

Feuchtmann pide tiempo

El jugador del Abanca Ademar ve mucho margen de mejora
El jugador chileno lanza a puerta. FERNANDO OTERO
El jugador chileno lanza a puerta. FERNANDO OTERO

El lateral internacional chileno del Abanca Ademar, Erwin Feuchtmann, cree que el equipo leonés puede seguir creciendo en su rendimiento «con tiempo y desde la mayor compenetración, además de la intensidad correcta».


El máximo goleador de los Juegos Panamericanos de Lima (Perú), donde su selección se proclamó subcampeona del torneo tras Argentina, reconoció ayer que al conjunto leonés le falta «rodaje, porque la sistemática ya se está conociendo y solo hace falta hacerlo con el ritmo adecuado, algo que se logra con un mayor conocimiento y comunicación entre los jugadores».

 

Después de tan solo dos jornadas disputadas ante Bidasoa y Huesca, Feuchmann ya ha percibido que «la defensa y contragolpe han de ser las principales fortalezas del equipo y su arma fundamental» y en ataque ve «mucho más margen de mejora».

 

A pesar de llegar con la etiqueta de lateral izquierdo, como insistió el propio técnico Manolo Cadenas, está ocupando «por necesidades del equipo» durante más minutos la posición de central, a la que no es extraño, después de haberla realizado durante sus etapas en Francia y Alemania.

 

«Me encuentro muy a gusto en el estilo del equipo y Manolo —Cadenas— tiene claro a lo que quiere jugar, aprovechar los pivotes, el uno contra uno e incluso utilizar el arma de atacar siete contra seis, con una defensa con apoyos, que muerda y sea agresiva», subrayó a Efe.

 

Con respecto a su debut en la Liga Asobal, el internacional chileno destacó, como principales diferencias con otros campeonatos en los que ha jugado, «la movilidad y lo impredecible que es el juego, más de intuición y de sorpresa».

 

En cuanto al duelo autonómico del viernes ante el Recoletas Atlético Valladolid, Eriin Feuchmann señaló que le «encanta esta presión y saca lo mejor de mi juego», siendo consciente de la rivalidad que ya ha palpado en el vestuario «donde todos insisten en que no se pueden perder este tipo de partidos».

Feuchtmann pide tiempo
Comentarios