viernes. 09.12.2022
PESCA

Fin a la pesca en ríos de montaña

Durante la actual temporada estos ríos han sufrido un menor estiaje que en años anteriores, por lo que la mayoría discurren con un caudal ‘pescable’
La carpa y la trucha de arco íris han sido excluidas de la  lista de especies invasoras. P. V.

PEDRO VIZCAY | león

Con el mes de julio finalizará la temporada de pesca en los ríos naturales, es decir, aquellos que no están regulados por embalses. Durante esta temporada y hasta la fecha, estos ríos han sufrido un menor estiaje que en años anteriores, por lo que la mayoría discurren con un caudal «pescable». Destacan los magníficos serenos que en los últimos días se están produciendo en los ríos bercianos, tanto al atardecer como al amanecer, si bien durante las horas centrales del día en estos cauces las truchas apenas se mueven y hay que buscarlas en los lugares de sombra o «chorreras». El auténtico peligro para las truchas comienza ahora. Con los ríos menguados de caudal, las truchas concentradas en las pozas, la vigilancia dedicada a otros menesteres como los incendios y el cabreo de los ribereños con la normativa que se aprobó hace un par de años, el furtivismo está asegurado. En todo caso la cuantía de las multas haría desistir a muchos, pero nunca a los insolventes que operan con toda impunidad. Esperemos que las pobres «pintonas» no paguen por una Ley de Pesca que, en mi modesta opinión, ha discriminado gravemente a muchos pescadores, especialmente a los ribereños que casi siempre han sabido cuidar el río.

Fin a la pesca en ríos de montaña
Comentarios