martes. 28.06.2022

Mano derecha de Aranzana en el banquillo, fue junto al técnico vallisoletano una pieza importante en la dirección del equipo.

—Cómo vivió el ascenso?

—Sin duda alguna fue uno de los momentos más bonitos que he vivido en el deporte. Subir a la ACB fue el culmen a un trabajo bien hecho. Nos costó mucho subir y ese esfuerzo te lleva a valorar lo que consigues. Fue algo que no olvidaré nunca.

—La lástima es que ese logro en la élite sólo se pudo mantener un año.

—Salió todo al revés del año del ascenso. El presupuesto que tuvimos en el regreso a la ACB era el que era y no dio para más. Fue una pena porque León es una ciudad que por afición, tradición y cantera se merece estar los más arriba posible.

—El ascenso fue el premio a una gran temporada en el plano deportivo. Pero también a la unión del vestuario.

—Sin duda. No éramos la mejor plantilla en el plano deportivo pero sí se puede decir que de largo éramos el mejor equipo.

—¿Volverá a tener León un club en el baloncesto profesional?

—Ojalá sea así y se pueda poner fin a esta travesía en el desierto. Pero para ello hace falta la voluntad de todos y que remen en la misma dirección.

«Fue uno de los momentos más bonitos que he vivido»
Comentarios