martes. 05.07.2022
Fútbol

El leonés Galán da la vuelta al mundo pegado a un balón

Ha recorrido catorce países en los últimos años para cumplir su sueño tras sufrir una grave lesión
undefined
Galán fue el primer español que jugó en la máxima categoría del fútbol tailandés. DL

España, Tailandia, Indonesia, Austria, Jordania, Chipre, Rumanía, Finlandia, Andorra, Hong Kong, Catar, Arabia Saudí, Canadá y ahora Gibraltar. Esos son los países en los que el futbolista leonés José Antonio Pedrosa Galán (2-02-1986) ha podido ejercer su profesión. Si Willy Fog fue capaz de dar la vuelta al mundo, este futbolista, que el pasado 25 de febrero debutaba con el FC Bruno's Magpie gibraltareño, ha hecho lo propio persiguiendo un balón.

Como todo niño, su sueño era jugar en Primera División, éxito que estuvo a punto de conseguir pero una rotura del ligamento cruzado en su etapa en Almería se interpuso en su camino. Una piedra, cuando ya empezaba a ser convocado por el primer equipo, que años más tarde llevó a este leonés a dar un giro de 180 grados a su carrera. De rozar la élite del fútbol a convertirse en el futbolista español que ha jugado en más países en el extranjero.

undefined
Galán es el futbolista español que ha jugado en más países extranjeros. DL 

Una etapa agridulce en el Almería

Su etapa en el club rojblanco acababa con sabor agridulce. Ser el capitán y una de las piezas fundamentales del filial indálico no pareció ser suficiente para que le ofrecieran la renovación aun padeciendo una lesión de larga duración. Pocos en la entidad almeriense lo entendían, pero el capricho del entonces presidente, Alfonso García, se imponía. El protagonista de la historia no quiere quedarse con lo malo. "Igual no hubiera tenido esta carrera tan extensa, igual me hicieron un favor y gracias a ello he podido vivir las experiencias que he tenido", asegura Galán, siempre positivo. "Echo la vista atrás y no me lo creo, nunca me lo hubiera imaginado cuando estaba en Almería", añadió.

No guarda rencor, pero esa forma de salir sí es una espina clavada en una ciudad en la que este futbolista siempre ha afirmado sentirse como en su segunda casa, hasta el punto de disfrutar en tierras almerienses de una vivienda en propiedad. Al complicarse su carrera, decidió centrarse en los estudios. "Creo que me saqué curso y medio de Psicología en la UAL cuando estaba lesionado", explica el propio centrocampista. Supo sacarle el lado positivo a un momento negativo y eso le llevó a madurar.

Mi sueño era jugar en Primera y de repente verme en campos de Tercera me costó

Después de esa fase complicada, con intermedio en el Astorga y el Comarca de Níjar, tocaba camino de vuelta para jugar en casa, en la Cultural  de toda su vida. Pero un cambio de chip dio un vuelco a su vida cuando no llevaba ni cinco meses de contrato. Tocaba hacer las maletas y abandonar España por primera vez por expreso deseo. "Lo que me motivaba era jugar en el extranjero en Primera División y hacer carrera fuera", señala Galán. Decisión que califica como "bastante arriesgada", si bien considera que la vida se lo ha compensado. "Sigo viviendo del fútbol con 36 años y eso para mí es un éxito".

undefined
El leonés llegó a debutar con la Cultural antes de probar en otros destinos más exóticos. DL

"Mi sueño era jugar en Primera y de repente verte en diez meses de estar entrenando en el primer equipo (en Almería) con Hugo Sánchez a verte jugando en campos de Tercera en la Cultural me costó", indica el centrocampista. Por ello buscó un nuevo reto que ilusionara. Y es que la motivación ha sido uno de los aspectos claves en su trayectoria. "En casi todos los sitios que he firmado ha sido más por la intuición o por lo que me pide el cuerpo más que con la cabeza", confiesa el propio Galán.

Sigo viviendo del fútbol con 36 años y eso para mí es un éxito

 

Pero no solo la motivación ha sido fundamental para este futbolista. También destaca la perseverancia. "Yo creo que mi gran mérito ha sido la cabeza, el nunca rendirme por un fracaso, por el tipo de las numerosas lesiones que he sufrido en mi carrera. Muchas veces no me ha llegado la oportunidad y he ido a buscarla", expresa el leonés. Un jugador para el que el llamado entrenamiento invisible es una de las claves en el deporte actual.

"El levantarte todos los días para entrenar, para estar en forma, cuidarte, porque sabes que eso te va a permitir jugar mejor y tener esa capacidad de sacrificio en cualquier nivel en el que estés", destaca.

Precursor en Tailandia 

Tocaba poner rumbo al continente asiático. "El hecho de irme a Tailandia (fue el primer español en jugar en la liga de este país) muy pronto me condicionó mucho luego en mi carrera", comenta el medio, convencido de que más allá del nivel, "como experiencias hay que valorar también también jugar en ese país".

Era solo el principio de una historia que daría para un libro y que le ha llevado a recorrer más de medio mundo para hacer lo que más ama, jugar al fútbol.

Aún espera vivir momentos únicos. Y es que no todos pueden presumir de haber compartido vestuario, e incluso habitación, con todo un campeón del mundo como Joan Capdevila. Y muy pocos pueden llegar a conocer a uno de sus ídolos, sueño que pudo cumplir en su estancia en Catar teniendo ante sí a Xavi Hernández.

Esta experiencia también le marcó mucho, guardando como un tesoro la camiseta firmada por el ahora técnico del Barcelona.

undefined
Galán sigue disfrutando del fútbol a sus 36 años. DL

En las últimas horas, el destino le ha trasladado hasta Gibraltar. Todo apuntaba a que echaría raíces en Canadá, en el Valour, pero motivos alejados del fútbol lo han impedido. "En la liga de Canadá decidieron no contar con jugadores extranjeros y tienen potestad sobre los clubes y los futbolistas", se lamenta Galán, que acaba de ser padre por segunda vez, naciendo sus dos hijas en la ciudad canadiense de Winnipeg.

"Era una forma de agradecimiento por cómo se han portado", afirma el leonés. Una localidad que siempre llevará en su corazón aun estando en la otra punta del planeta.

"Al final creo que para mí y mi familia la mejor opción era Gibraltar, que me ofrecía el aliciente de jugar en Europa. Además, te permite estar cerca de España y, si nos clasificamos, jugar la previa de la Champions o la Liga Europa", resalta el futbolista.

Una decisión en la que el valor humano, al que cada vez le da más importancia, y que le permitieran no volar hasta que naciera su segunda hija, ha sido también fundamental. Una nueva aventura que ya ha comenzado y quién sabe cuáles más quedan por venir para este trotamundos que representa el otro fútbol, el que no sale en la tele.

El leonés Galán da la vuelta al mundo pegado a un balón
Comentarios