miércoles. 01.02.2023

«Ganar un mal partido prueba la calidad real que tiene un equipo»

Jareño destaca la capacidad de su plantilla para saber sobreponerse a una noche nefasta
Ordín pugnó con Urreizti, que fue capaz de frenar la ansiedad de León
Ordín pugnó con Urreizti, que fue capaz de frenar la ansiedad de León
El entrenador de León, Ángel Jareño, llegó ayer satisfecho a la sala de prensa porque reconoció: «Siempre que sea ganar, me vale el cómo». Pero el técnico quiso sacar una lectura positiva de lo acontecido en la pista y comentó que «ganar un mal partido prueba la calidad real que tiene un equipo». Y es que el técnico no dudó a la hora de alabar la capacidad de sus jugadores para saber sobreponerse a la situación sufrida en la pista en un día en el que no dudó en reconocer que León había jugado mal. «Esta victoria es importantísima si quiere estar con los más grandes, porque hemos ganado a un equipo poderoso», comentó Jareño, quien reconoció que el Granada era realmente un equipo «temible». El técnico explicó que les había insistido mucho a sus jugadres sobre la necesidad de jugar con «calma y cabeza», porque «el partido no iba bien, no había un ritmo bueno para nosotros», por lo que apostó por jugar con tres pívots, lo que le dio el efecto positivo. Aunque Jareño comentó que había optado al final por jugar con tiradores porque el efecto se frenó en pocos minutos. Sobre Higgins y la ausencia de Charli, el entrenador aseguró que en un partido como el de anoche sólo valen los jugadores que están al 100%, por lo que no pudo reclamarles más participación. Sobre el refuerzo, Jareño advirtió que precisará un tiempo de adaptación porque ni siquiera conoce aún los sistemas de su nuevo equipo, pero aseguró que su labor es oscura y explicó que con sus bloqueos otorgó dos canastas factibles a Iker. Sobre Pepe, alabó su trabajo aunque funcione a rachas, y en el caso de Julio explicó que favorecía que se cerrase el Granada en torno a Onyekwe, por lo que decidió no darle más minutos. «El equipo es una orquesta y no pueden tocar todos a la vez. Cada uno tiene su momento y su partido», comentó, antes de alabar a Onyekwe por su afán de superación constante.

«Ganar un mal partido prueba la calidad real que tiene un equipo»
Comentarios