lunes 17/5/21
Fútbol | Segunda División

Las ganas de revancha siguen intactas

El deportivismo aún tiene clavada la espina del partido en Lugo de junio de 2013 y se la quiere quitar este sábado

El rival llegará en una situación crítica y la Deportiva puede dejarle muy tocado

El Lugo se impuso a la Deportiva en la primera vuelta. Ahota toca jugar en el Toralín. CARLOS CASTRO

Como cada vez que la Deportiva juega ante el Lugo, el deportivismo recuerda el duelo de la última jornada de la Liga 2012-2013 en el que el 2-2 final evitó que el cuadro berciano jugase el play off de ascenso a Primera División. Está claro que el equipo gallego no se iba a dejar ir, pero se apreció desde el seguidor deportivista demasiado empeño por ganar un duelo en el que nada se jugaba y molestaron sobre todo gestos como los del portero Yoel celebrando algunas paradas como hizo el portero del Valencia González cuando le paró a Djukic el penalti en Riazor en la última jornada de la Liga 1993-1994 en la máxima categoría. Eso, unido a que en Lugo inició la caída del cuadro deportivista de la Liga 2015-2016, que desembocó en el descenso berciano, la expulsión injusta de Curro en el duelo de la primera vuelta y alguna otra cosa hacen que haya más ganas de ganar. Y más cuando el conjunto gallego está asomado al precipicio.

Por suerte este año parece que la chorrada el derbi de los Ancares ha remitido, algo que alguien se inventó en Lugo hace unos años cuando perdió su verdadero duelo de rivalidad ante CD Ourense (desaparecido).

Le echó una mano al Lugo

En mayo del 2003 la Deportiva ya estaba salvada, pero no podía aspirar ni a clasificarse para la Copa del Rey ni mucho menos para el play off de ascenso. Llegaba a El Toralín un Lugo antepenúltimo a un punto del puesto de play out y a tres de la zona de permanencia. Era la penúltima jornada. «La Deportiva acaba haciendo amigos», tituló Diario de León en la crónica de aquel choque. A pesar de que el conjunto de Simón Pérez se adelantó en el marcador en el primer tiempo, el Lugo venció 1-3 sin encontrarse demasiada oposición. Sin embargo, en la última jornada no fue capaz de hacer los deberes ante un Real Madrid B que ya no se jugaba nada. Perdió 1-3 y se fue a Tercera División.

No hubo goles

No pudo aprovechar el partido de ayer el Mirandés para igualar a la Deportiva a puntos. En el duelo aplazado ante el Tenerife el marcador fue 0-0. La clasificación, ya actualizada con 35 partidos jugados por parte de cada conjunto, deja al cuadro de Anduva 10º con 48 puntos y al insular 12º con 46. El descenso está en 36 y el play off en 56.

Las ganas de revancha siguen intactas
Comentarios